El efecto del cambio de hora en el recibo de la luz: dudas sobre si el horario de invierno encarecerá la factura
Cyl dots mini

El efecto del cambio de hora en el recibo de la luz: dudas sobre si el horario de invierno encarecerá la factura

El cambio de horario permite ganar una hora en la franja más barata por la mañana, pero se pierde al menos otra en la más cara, la que va desde las 6 de la tarde a las 10 de la noche.

Esta semana toca cambio de hora. El domingo de madrugada a las 3 de la mañana volverán a ser las 2 para adoptar el horario de invierno. Este cambio horario se hizo en su día para ahorrar en el consumo energético, pero hoy por hoy su impacto es mucho más limitado por muchos motivos y en la actual situación, con la electricidad por las nubes, podría tener incluso un efecto adverso aunque no se esperan grandes subidas.

 

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación podría alcanzar en torno a 300 millones de euros, el equivalente al 5% del total. De esa cantidad, 90 millones corresponde al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar y 210 millones restantes se ahorrarían en los edificios del sector terciario (oficinas,  negocios) y en la industria. Según IDAE, "no existen datos actualizados para demostrar un ahorro". 

 

La Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo, publicó en febrero de 2019 un informe en el que se puntualiza que los cambios estacionales de hora pueden producir ahorros en el consumo de energía, pero que son marginales y que no hay certeza que se obtengan en todos los estados miembros.

 

Sin embargo, el cambio al horario de invierno se sigue haciendo, a pesar de que este 2021 tenía que haber sido el último año en el que se hiciera tras una recomendación de la Comisión Europea, tras  una encuesta en la que el 86% de los ciudadanos europeos entendían que no tenía sentido. Y tendrá un efecto reducido e incluso adverso por un motivo: las nuevas franjas horarias.

 

El tramo punta, el más caro, abarca desde las 10 de la mañana hasta las 2 de la tarde y desde las 6 de la tarde y las 10 de la noche, de lunes a viernes. El tramo valle, la franja más económica se aplica desde las 00.00 de la madrugada a las 8 de la mañana de lunes a viernes y todos los fines de semana. Y el tramo llano, de coste intermedio, va de las 8 de la mañana a las 10 de la mañana, de las 2 a las 6 de la tarde y de 10 a las 12 de la noche.

 

Con el cambio horario amanecerá antes y también anochecerá antes, entre las 6 y las seis y media de la tarde. Se gana una hora de luz por la mañana, pero se pierde otra por la tarde en uno de los tramos de más consumo doméstico y en el horario más caro, el tramo punta: en ese tramo se sitúa la hora más cara casi todos los días, la que va de 8 a 9 de la noche.

 

No obstante, el efecto será muy dispar. Los consumidores con contratos comerciales todavía no están notando directamente la subida de los precios, no así los que tienen la tarifa protegida, más expuesta a las subidas del mercado. También ocurre que el uso de dispositivos elecrónicos es constante y es un consumo que no tiene nada que ver con la iluminación.