El drama de los agricultores en Castilla y León: la cosecha de cereales puede reducirse hasta un 70%

UPA califica como "desastrosa la cosecha de cereal en la zona sur de Castilla y León. La situación en provincias de Ávila, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora es sencillamente dramática".

La sequía que ha asolado a la comunidad de Castilla y León está haciendo 'temblar' a los agricultores, que ya esperan los peores resultados de una cosecha de cereales que va a ser "nefasta". Así se pone de manifiesto cada semana en la Lonja Provincial y así lo aseguran los rapresentantes de las organizaciones profesionales agrarias.

 

La última en dar la voz de alarma ha sido la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), quien califica como "desastrosa la cosecha de cereal en la zona sur de Castilla y León. La situación en provincias de Ávila, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora es sencillamente dramática, a la misma altura que la del año 2017, que recordemos fue considerada la peor en muchos años en nuestra comunidad autónoma".

 

"A las temperaturas elevadísimas a lo largo del mes de mayo y la escasez de precipitaciones hay que sumar las heladas de semanas atrás, lo que ha provocado que Castilla y León sufra la pérdida de entre un 50/70 % de la cosecha", señala la OPA.

 

En muchos casos, segçun reconoce UPA, "los agricultores no van a entrar a las parcelas a segar porque el coste de utilizar la maquinaria no compensará el grano obtenido".

 

Por otro lado, los ganaderos están especialmente preocupados por la falta de pastos y por los gastos que tendrán que asumir en la alimentación animal.

 

En otras provincias de Castilla y León, donde la situación no es extrema, todo va a depender de si llueve en próximas fechas. Ante esta situación sumamente delicada, "UPA Castilla y León reclama a la Administración regional que convoque un Consejo Regional Agrario de forma extraordinaria porque la situación lo requiere".

 

En este sentido, UPA reclama que se aplace el pago del capital del préstamo del año 2017 y que se condonen los intereses del mismo, cuya fecha de pago tiene que realizarse este mismo año. 

 

De igual modo, "reclamamos medidas de tipo fiscal y un adelanto de la PAC, además de actuaciones extraordinarias y directas para sectores especialmente dañados, que acumulan pérdidas millonarias en las últimas campañas debido a las inclemencias climatológicas y a la situación de bajos precios en el mercado", aseguran desde el colectivo agrario.