El dolor y agonía de Jesús atraviesa Salamanca en devoción absoluta

Los cuatro pasos de la Hermandad del Cristo de la Agonía procesionaron este Jueves Santo con salida y llegada al convento de las Úrsulas.

La cofradía de los comerciantes, fundada en 1926, la Seráfica Hermandad de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía, salió a las 20.00 horas de este Jueves Santo -15 minutos más tarde de los habitual-  con devoción por las calles más céntricas de Salamanca.

 

Desde el convento de la Anunciación (las Úrsulas), partieron los cuatro pasos de esta emocionante procesión, que saca a la calle el dolor de Jesús y su agonía final. Así, salió primero el Prendimiento, obra de Damián Villar (1948); luego el grupo escultórico de Jesús ante Pilatos, de Francisco González Macías (1948); el Santísimo Cristo de la Agonía, de Damián Villar (1960); y finalmente la Virgen Dolorosa, de Soriano Montagut (1939).

 

 

En el caso del Prendimiento, se trata de un grupo escultórico en el que aparece Jesús, Judas, el sayón que tira de la cuerda que ata a Cristo, un romano y San Pedro, con cuatro faroles en las esquinas del paso.

 

Jesús ante Pilatos es una composición en la que aparecen las dos figuras que le dan nombre recogiendo el momento en que Cristo, señalando al cielo exclama, "Mi reino no es de este mundo", junto a las figuras bíblicas de Ana y Caifás, una creación religiosa del bejarano Francisco González Macías a mediados del pasado siglo XX.

 

Cristo de la Agonía y la Dolorosa (Foto: Teresa Sánchez)

 

En tercer lugar desfila el Cristo de la Agonía, una imagen de devoción entre los presentes, y en último lugar sale de las Úrsulas la figura de la Dolorosa, a hombros de unos 40 integrantes de la cofradía.

 

Penitente de la Hermandad (Foto: Teresa Sánchez)

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: