El director de obra de La Antigua dimite por discrepancias técnicas

Diferencias internas. El modelo de adoquín no se ajustaba al contemplado en el proyecto. Retraso. Las obras en las calles 29 de Agosto y Plaza Mayor se alargan un mes más hasta el día 30 de junio
Carlos Bermejo

Una nueva reunión de la comisión de seguimiento de las obras del barrio de La Antigua y de la Plaza Mayor se celebró en la tarde del pasado lunes en el restaurante Español. Los representantes de los vecinos, así como de las asociaciones de los dos barrios, se entrevistaron con cerca de una veintena de vecinos a los que dieron a conocer el estado de las obras y las últimas novedades en relación a los trabajos que empezaron en el mes de junio del pasado año, aunque un mes antes ya se había procedido a cortar el tráfico en alguno de los tramos.

Entre las últimas noticias sorprendió a los vecinos el anuncio de que el director de las obras había renunciado a esta labor por “motivos técnicos y discrepancias internas en el procedimiento”. Según ha podido saber este diario, el director de la obra habría expresado su disconformidad con el modelo de adoquín que se estaba poniendo y que no se ajustaba a lo que inicialmente se habría contemplado en el proyecto. De este modo, los vecinos preguntaron preocupados si esta renuncia repercutiría negativamente en el plazo de entrega de los trabajos que en la actualidad desarrolla la empresa Altamira.

Nueva prórroga en los trabajos
La respuesta fue negativa aunque a la vez se anunció una prórroga del plazo en uno de sus tramos. Si inicialmente el plazo genérico para la terminación de los tres tramos que comprenden las obras era el 31 de mayo de 2010, el tramo que afecta a la calle 29 de Agosto y Plaza Mayor estará en obras hasta finales del mes de junio. Los vecinos expresaron su descontento con este nuevo plazo ya que con él no sólo se verán afectadas las procesiones de Semana Santa, que salen de la Iglesia de Santa María y de El Salvador, así como el Via Crucis de La Antigua, sino que probablemente lo hará también la procesión del Corpus Cristi y el desfile de los Hombres de Musgo.

Los vecinos también criticaron “la irregularidad del ritmo en estas labores que unos días avanza diez metros, otros días cuatro y al siguiente ninguno porque no trabaja nadie en las obras”. Los vecinos afectados pidieron a la comisión que vigile el número de trabajadores empleados en las obras con una doble finalidad: en primer lugar para asegurar el espíritu con el que se iniciaron las obras del Plan E, que era la contratación de mano de obra, y en segundo lugar el ritmo de trabajo para terminar en el menor tiempo posible con las molestias que están ocasionando entre los vecinos y propietarios de comercios, bares y restaurantes.