El día que Maradona le hizo un gol a la mejor UD Salamanca de la historia
Cyl dots mini

El día que Maradona le hizo un gol a la mejor UD Salamanca de la historia

Seguidores de Diego Armando Maradona a las puertas del hospital donde ha sido operado por un hematoma en el cerebro.

Las dos temporadas del argentino en el FC Barcelona coincidieron con el final de la mejor época de la UDS en Primera, pero Maradona nunca llegó a pisar el Helmántico.

La muerte de Maradona ha dejado este miércoles al fútbol sin uno de sus mitos. El argentino está considerado uno de los mejores futbolistas de la historia, en el Olimpo que también habitan Pelé, Di Stéfano o Cruyff y en el que el genio argentino es, probablemente, el último que ha logrado su ingreso por derecho propio y sin discusión.

 

El argentino tuvo una vida personal azarosa y una trayectoria deportiva no menos controvertida, y en su carrera pasó una temporada por España. Fue tras fichar por el FC Barcelona con el que jugó solo dos temporadas entre su llegada del argentino Boca Juniors, que se resistió durante años a su traspaso, y su marcha a Nápoles donde alcanzó su nivel más alto. Antes de marcharse a Italia, dejó su impronta en una Liga española que por entonces tenía a la UD Salamanca en Primera.

 

Aquella UDS está considerada la mejor de la historia, al menos, es la que logró su mejor clasificación en Primera (séptima en la 74/75), la que llegó más lejos en Copa (semifinales en la 76/77) y la que estuvo más años en la máxima categoría, diez temporadas con un único paso por Segunda en la 81/82. Tras aquel paréntesis, la Unión iba a jugar dos años más en Primera, las temporadas 82/83 y 83/84, en las que Maradona militó en el Barça.

 

Estuvo cerca de jugar en el Helmántico en  la 1982/83. Lo hizo en noviembre de 1982 en un Barça-UDS en el Camp Nou en un partido al que salió titular y terminó 3-0, pero no marcó. En el partido de vuelta es baja y no llegó a pisar el campo salmantino.

 

En la temporada 83/84 el enfrentamiento se repitió. Sin embargo, Maradona no jugó en el Helmántico en la primera vuelta de la competición, todavía convaleciente de su célebre lesión ante el Athletic de Bilbao a entrada de Goicoechea, que años después fue entrenador de la UDS. Perdió el Salamanca 1-3. El 15 de abril de 1984 el astro argentino marcó de falta directa el segundo gol del 2-0 con el que el Barça se impuso a la UDS. El portero salmantino, Lozano, solo pudo ver entrar el balón por la escuadra. No hubo ocasión de que pisara el Helmántico: la UD Salamanca bajó definitivamente a Segunda y el argentino se marchó a Nápoles.

 

La oportunidad de ver a uno de los mejores jugadores de la historia se había escapado. Años después, el argentino regresó a la Liga española para intentar recuperar su mejor versión en el Sevilla tras su primera sanción por consumo de cocaína, una adicción que ya le atormentaba. Por entonces la UDS luchaba por volver a lo más alto, cosa que consiguió.