El día a día del voluntariado en la lucha contra el cáncer: "Alejar al paciente de la enfermedad"

Alberto García, Blanca Rodríguez y Eduardo Fernández (Foto: AECC)

Eduardo Fernández es terapeuta ocupacional de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en el Complejo Asistencial de Salamanca. Él junto a la psicóloga y el trabajador social, forman un equipo que cada día ayuda a pacientes que sufren cáncer. 

¿Cómo ser voluntario? 

Ser voluntario es mucho más que dar sin esperar nada a cambio. Ser voluntario significa cambiar, aunque sea sólo unas horas, el día a día de quienes te necesitan y de tu comunidad. Es hacer del mundo que te rodea un lugar mejor. 

El salmantino Eduardo Fernández es doctor en terapia ocupacional de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Cada mañana acude al Complejo Asistencial junto a Blanca Rodríguez, psicóloga y Alberto García, trabajador social para ayudar a todos aquellos que padecen cáncer y se encuentran en uno de los momentos más difíciles de su vida. "Cada día es diferente, abres la puerta de la habitación y se abre una nueva historia distinta al resto", asegura.  

 

Ayudan a pacientes tanto de Salamanca como fuera de ella pero que llevan en este hospital su tratamiento de quimioterapia o radioterapia. "A nivel profesional gestionamos un piso para pacientes o familiares que vienen de fuera puedan hospedarse, les ayudamos para que soliciten el préstamo de productos de apoyo como sillas de ruedas, andadadores... o el préstamo de pelucas, por los tratamientos se cae el cabello y mi compañero, el trabajador social, les ayuda a obtener lo necesario". 

 

En lo que se refiere al piso, "vienen personas de Extremadura, Ponferrada... se tienen que quedar aquí y lo pueden hacer de manera gratuita en esta casa. A veces les mandan directamente desde el hospital y otras desde la asociación, le damos la llave y cuando no la necesitan nos la devuelven, la utilizan hasta que sea necesario, no hay un periodo de estancia exacto", ahonda. 

 

A nivel psicológico está el 'Programa Primer Impacto' "con un diagnóstico inferior a un mes que requiere control emocional o bien cuando su oncólogo ve que requiere más tiempo porque tiene ansiedad y entonces le deriva a mi compañera Blanca que es la psicóloga"

 

Eduardo lleva a cabo la rehabilitación, que es un programa de 'Terapia Ocupacional' que se basa en la rehabilitación funcional. "Estos pacientes, a veces, pierden autonomía, son dependientes, intentamos intervenir precozmente para que puedan ser autónomos y vuelvan a caminar, asearse, vestirse... podemos comenzar en el hospital y lo continuamos en el domicilio, hay que buscar su bienestar"

 

En estos momentos el hospital cuenta con más de 40 voluntarios que se dedican a acompañar al paciente siempre que lo necesite, si no conoce el hospital o si sus familiares no pueden acompañarles, "atendemos a decenas de personas todos los días". "El voluntariado es un mundo lleno de humanidad, muy distinto al que vivimos en el día a día, esto te enseña a disfrutar, piensas que tienes problemas graves que luego no lo son". 

 

Actualmente, el voluntariado de la AECC realiza su labor de lunes a viernes, en grupos de mañana y tarde. Entre sus tareas está visitar a los ingresados en las plantas de Oncología, Radioterapia y hospital de día oncológico, así como ofrecer su servicio de carritos con todo lo necesario para intentar hacer la estancia más agradable en Hospitales de Día y Consultas de las mismas secciones.

 

Por la realidad con la que estas personas conviven a diario, los afectados por el cáncer exigen tiempo de dedicación en el diálogo y la empatía. Para ellos "eso supone una inversión porque permite conocer más, distinguir habilidades y capacidades. Todos tenemos algo que aportar, sumamos como colectivo y somos más fuertes. Debemos alejar al paciente de la enfermedad". 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: