El desgarrador testimonio de Jesús Julio Carnero tras 80 días peleando con el Covid: "El que sale de la UCI vuelve a nacer"
Cyl dots mini

El desgarrador testimonio de Jesús Julio Carnero tras 80 días peleando con el Covid: "El que sale de la UCI vuelve a nacer"

Jesús Julio Carnero, en una imagen de archivo. ICAL

El consejero de Agricultura, que se ha reincorporado este jueves al gobierno regional, relata como estuvo tres veces a punto de perder la vida e incluso se despidió una vez al ser intubado.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, hizo hoy un llamamiento a la responsabilidad individual y a “cuidarse” para evitar “el estrés” de la Sanidad pública en su primera intervención pública tras su reincorporación hoy a sus funciones después de sufrir la enfermedad del COVID-19.

 

En una entrevista concedida en el programa ‘Cuestión de prioridades’ de La 7 de Castilla y León Televisión, Carnero reconoció que el de su regreso ha sido un día de “muchísimas emociones” y también de “satisfacción” porque “gracias a Dios, puedo contarlo”.

 

Carnero reconoció durante la entrevista que tuvo “tres crisis fuertes” por el COVID, por las que estuvo “tres veces a punto de morir” y por las que le tuvieron que sedar, lo que hizo que permaneciese dormido durante 35 días: “Es un momento crítico, se te abre un silencio oscuro y absoluto pero necesario, porque no hay vuelta atrás: o conseguimos que el sueño nos repare, o la alternativa es un sueño eterno”, manifestó.

 

En su repaso a los momentos más duros de su enfermedad por COVID, por la que permaneció 80 días ingresado, 61 de ellos en la UCI del Hospital Río Hortega de Valladolid, Carnero aseguró que la fe se ha convertido en su primera prioridad, puesto que “en una situación de estas, creer en Dios me ha ayudado”.

 

Además, dentro de esas prioridades cambiadas puesto que “hay que relativizar todo y en todos los ámbitos, en los personales, en los sociales, en los profesionales y en los políticos, porque no somos dueños de nuestra vida, sino del presente”, Carnero valorizó también “la labor de los sanitarios, desde los médicos al personal de cocina, pasando por enfermeras, auxiliares, celadores y fisioterapeutas”.

 

Y es que el consejero de Agricultura aseguró que está vivo “gracias a ellos, no solo a su buen hacer y buen saber, sino a su humanidad”, puesto que en los momentos en los que estaba “caído”, afirmó que tiraban de él “hacia arriba” a nivel anímico con “una mirada que te repara” y que el consejero de Agricultura encontró en el Hospital Universitario Río Hortega “siempre que la necesitaba”.

 

En tercer lugar, Carnero reconoció que “es fundamental hacer deporte” y que con esta enfermedad se ha dado cuenta que no lo puede dejar porque “es importante estar en las condiciones físicas adecuadas”. Y, por último, señaló que su cuarta prioridad es el ánimo, fundamental en una UCI porque “es un sitio terrible”, pero del que “lo importante es poder salir llorando, como cuando se nace, porque el que sale de la UCI vuelve a nacer”.

 

Cuidarse como “deber social”

Preguntado sobre si advirtió durante su convalecencia carencias en la Sanidad pública de la comunidad, Carnero manifestó que “es una medicina tan especializada y magnífica que solo puede tenerla una sociedad desarrollada”, por lo que recordó que para ello se necesita “un desarrollo económico muy importante” y que esa es la labor de la política “por todos y cada uno de los castellanos y leoneses”.

 

En cualquier caso, sí reconoció ver a los facultativos estresados “pero cómo no van a estarlo, si están conviviendo directamente con el COVID”, por lo que realizó una reflexión “esencial” de “lo importante que es que nos cuidemos como deber social”, no solo por uno mismo sino para “no darle trabajo a los sanitarios”, ya que, ante ese estrés, “solo podemos comportarnos socialmente lo mejor posible para evitárselo”.  

 

“Tenemos que ser responsables, individualmente pero con un efecto social”, continuó esgrimiendo Carnero, no solo por uno mismo y su familia sino “también pensando en el personal sanitario”, si bien reconoció que “de las pestes se acaba saliendo” y quiso por ello tener un recuerdo emocionado “para todas las personas que se han quedado por el camino”, por las que hizo un llamamiento a “tener los pies en el suelo”.

 

En su emocionado alegato, en el que Carnero confesó que llegó a despedirse cuando le intubaron, también hizo una defensa de la Sanidad pública: “Cómo no voy a creer si he visto cómo trabajan en situaciones límites”. Extendió su reconocimiento a la labor de todo el funcionariado al manifestar su creencia en la función pública, si bien matizó que “el sol sale para todos y hay distintas opciones y posibilidades dentro de la Sanidad”.

 

Por último, y tras realizar una reflexión sobre los paralelismos entre la recuperación de la enfermedad del COVID y la realización del Camino de Santiago por ser ambos “un viaje al interior”, reconoció que no fue hasta varios días después de haber despertado que comenzó a enterarse de toda la actualidad política que aconteció entre los meses de febrero y marzo, una “realidad volátil” en la que desde hoy se vuelve a encontrar inmerso el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta.