El derribo del edificio España llega a su parte final

La construcción constituye uno de los elementos más reconocibles del centro de Salamanca y su demolición comenzó el 28 de agosto, aunque paró durante las Ferias de septiembre.

Después de 60 años como símbolo emblemático de la Plaza España, el derribo del edificio España llega a su fin esta segunda semana del año. El edificio de oficinas es una estampa conocida por todos los salmantinos, aunque la comisión técnico artística del Ayuntamiento dictaminó que el valor de su fachada no era impedimento para el derribo. 

 

De esta manera, el día 28 de agosto comenzó el derribo del edificio al no estar catalogado, ni recibir protección tras el último PGOU. Como única medida para el recuerdo, se ha recomendado que en las zonas comunes del nuevo edificio se conserve un plano o fotografía del antiguo edificio.

 

El vallado del edificio y los primeros trabajos comenzaron el lunes 28 de agosto, pero el hecho de que ese lugar sea una de las zonas de casetas y de un gran paso de gente en las Ferias hizo que la empresa responsable de la demolición del edificio retirara el perímetro vallado y se limitara a trabajar en el interior del emblemático edificio hasta el 25 de septiembre, momento en el que comenzaron de nuevo los trabajos.