El delirante 'manual Covid-19' para ir a la playa: con cita previa, sin duchas, aforo limitado o según la marea

Playa de la Concha en San Sebastián. Foto: EP

El protocolo ministerial fija la higiene y la distancia como medidas básicas, y deja a los ayuntamientos la regulación. 

Las comunidades autónomas han hecho ya sus peticiones de cara al día 25 de mayo y muchas de las que van a estar en fase 2 son costeras y empiezan ya a pensar en la playa. Por ahora solo la podrán disfrutar dentro de su provincia o comunidad uniprovincial, pero hace semanas que las zonas que disfrutan de playas piensan cómo regular el acceso a sus arenales.


La principal vía de transmisión del SARS-CoV-2 en playas, ríos, lagos y piscinas es, a través de secreciones respiratorias que se generan con la tos y los estornudos y el contacto de persona a persona, y en actividades recreativas la infección por contacto con el agua de condiciones estándar para el baño se ha considerado "muy poco probable".
 

El Gobierno solo ha establecido que habrá que mantener una serie de condiciones de seguridad en cuanto a la cantidad de gente que pueda acudir a la playa y en cuanto a la distancia de seguridad. La orden estatal no lo pone fácil igual que ocurre con las piscinas comunitarias, que tienen muy difícil abrir. El compendio de normas o recomendaciones par ir a la pla conocidas hasta ahora forman un 'manual' de lo más delirante con normas variopintas.

 

Con cita previa

Esta semana la Xunta propuso la aplicación de la plataforma Praias Seguras, una APP a la que podrían adherirse voluntariamente los ayuntamientos que lo deseasen para gestionar el acceso a las playas durante el verano a través de un sistema de 'cita previa', similar al que se emplea en la Playa das Catedrais. Los ayuntamientos gallegos han rechazado esta propuesta porque sería "inviable", tanto por los requerimientos de personal para aplicarlo como por "dejar fuera" a personas con poco o ningún acceso a las nuevas tecnologías.

 

Sin duchas, lavapiés o juegos infantiles

El protocolo del Gobierno indica que los responsables de los arenales serán los municipios y que, en cuanto a los servicios, las duchas, lavapiés y zonas de juegos infantiles quedarán clausuradas, mientras que las hamacas y sombrillas deberán distribuirse con una distancia mínima, y en caso de que esta no sea posible se recurrirá a las mamparas. Los ayuntamientos tendrán que crear un comité que deberá identificar los riesgos existentes para el contagio.

 

Sin entrar al agua hasta la fase 3

El baño en la playa está recomendado solo a partir de la fase 3: ahora se puede ir a pasear y a ir a tomar el sol, pero solo en fase 2. Los estudios han determinado que el agua del mar es "donde menos contagios se producen" y son "lugares seguros". 

 

En grupos pequeños

El Gobierno recomienda que los grupos deberían ser de un máximo de 15 personas, excepto en el caso de personas convivientes.

 

Límite de aforo

Un código de actuación para las playas o una aplicación para saber el grado de ocupación en la arena son algunos de los proyectos en los que trabaja la Generalitat para garantizar el derecho a disfrutar del mar en verano a pesar del coronavirus.

 

Cerrar la playa con marea alta

El Ayuntamiento de San Sebastián ha informado de que se podrá tomar el sol en las playas donostiarras desde este lunes, aunque el arenal de La Concha se cerrará con marea alta, por lo que estará permitido solo su acceso para el baño o para realizar deportes acuáticos. El Ayuntamiento trabaja en una aplicación tecnológica para controlar aforos en tiempo real para saber más o menos cuantas personas pueden caber en los arenales donostiarras, y también está midiendo su capacidad en función de las mareas.

Noticias relacionadas