El delegado del Gobierno apremia en Guijuelo a solicitar las ayudas del Ministerio al sector del porcino ibérico

Encuentro en la Denominación de Origen Guijuelo

Javier Izquierdo ha mantenido un encuentro con productores en la sede de la Denominación de Origen Guijuelo.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, ha apremiado a los productores y ganaderos del sector del porcino ibérico en Castilla y León a aprovechar las subvenciones publicadas el pasado mes de junio por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cifradas en 10 millones de euros, que buscan compensar las pérdidas a raíz de la caída de precios provocada por la crisis sanitaria.

 

Izquierdo ha explicado las características de la inyección económica que supone la medida del Gobierno de España para el sector, -que ha calificado de "estratégico para el Gobierno"-, a los responsables de la Denominación de Origen Guijuelo y de la Asociación de Industrias de la Carne de ese municipio salmantino, con quienes ha mantenido un encuentro en la sede de la DOP.

 

El delegado, acompañado de la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, ha incidido en que, con este RD 687/2020 que establece las bases reguladoras de las ayudas nacionales al sector del porcino ibérico, se afianza la actitud del Gobierno, de "hondo compromiso" con la agricultura y ganadería, de cuyas preocupaciones "está pendiente en todo momento, arbitrando medidas, previas a la pandemia y a consecuencia de ella, tales como las ayudas a la poda en verde, (otros 10 millones de euros), la prohibición de la venta a pérdida o las referentes a la contratación de personal para labores agrícolas y ganaderas, entre otras muchas que benefician a la Comunidad Autónoma".

 

Además, los representantes del Gobierno de España han recogido la solicitud de los productores de realizar una campaña de promoción del porcino ibérico de cara a la próxima Navidad para incentivar su consumo a nivel nacional.

 

Esta campaña se financiaría con el dinero que no se invierta en estas ayudas hasta completar la cuantía inicialmente presupuestada, siempre solo si el número de solicitudes no completase la partida programada, una idea que Izquierdo se ha comprometido a trasladar al Ministerio para su estudio y valoración.

 

Asimismo, el delegado del Gobierno ha destacado la importancia de estas decisiones de cara a la consecución de los retos que afronta Castilla y León, tales como la apuesta por el medio rural y la fijación de población en ese entorno, la supervivencia de las explotaciones y de la producción de calidad, así como el mantenimiento del empleo en el campo y en la industria agroalimentaria, sector en el que la región ocupa el tercer lugar por tamaño y relevancia a nivel nacional.

 

El delegado ha recordado que en la Comunidad están radicados 410.646 del total de los cerdos elegibles para ser beneficiarios de esta medida, lo que supone aproximadamente el 27 por ciento de los de todo el país, y ha animado a los posibles favorecidos, en torno a 2.000 en Castilla y León, a agilizar los trámites para solicitar la ayuda antes del 15 de noviembre de este año.

 

Un 40% de caída de cotizaciones en las lonjas

 

El cierre del canal HORECA tras la declaración del estado de alarma, para evitar la propagación del COVID-19, ha afectado de lleno a diversos productos, entre ellos, la gran mayoría de los elaborados del sector porcino ibérico, cuya demanda y precios se desplomaron.

 

Estas producciones tienen unas especificidades muy concretas, puesto que se trata de productos de relativo alto valor, "muy afectados" por el desplome del consumo ante cualquier caída del poder adquisitivo.

 

Por otra parte, los productos más importantes de este sector, los curados, tienen un proceso de elaboración muy largo hasta su comercialización, por lo que, en situaciones de incertidumbre económica como la actual, la industria es más reticente que en otros sectores a realizar inversiones económicas que van a tardar años en poder recuperar.

 

Los excedentes en los almacenes por el exceso de oferta y, sobre todo, la importante caída de la demanda, originaron una enorme presión sobre los precios de los animales y de la carne, y en solo dos meses, las cotizaciones en las distintas lonjas de ibérico cayeron en torno a un 40%.

 

Las ayudas del Ministerio, que buscan que las explotaciones destinen los animales fuera del amparo de la norma de calidad, reduciendo así la disponibilidad de animales ibéricos certificados, serán sufragadas expresamente con los Presupuestos Generales del Estado y gestionadas por las comunidades autónomas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: