El curioso traslado de Correos en Salamanca: de una sede nueva a una nave vieja y pagando 300.000 euros

La actual sede de Correos Express, compartida con la empresa postal, y la nave a la que se traslada.

Correos Express decide cambiar su actual oficina, a un paso de las autovías, por una sede en una vieja nave en lo más profundo del polígono de los Villares y que no podrá estrenar hasta después de la temporada navideña porque necesita una importante obra.

Dejar una moderna sede, construída hace pocos años y en un lugar inmejorable, para marcharse a una nave escondida en lo profundo de un polígono industrial a la espera de que una profunda remodelación salga bien. Esto es lo que, en apariencia, pretende Correos Express, empresa del grupo postal, que ha completado el proceso para alquilar una nave para convertirse en su nueva sede. Proceso que ha terminado con lo que, de momento, es un resultado de dudosa eficacia por varios motivos.

 

Correos Express es una empresa dedicada al servicio postal, participada por la histórica Correos, pero que a diferencia de su matriz (que es estatal) funciona como una empresa totalmente privada. A finales de mayo anunció la licitación de un contrato para alquilar una nave en Salamanca, que será su nueva sede. La empresa pretende disponer de una nueva sede para atender la creciente demanda de servicios de paquetería aparejada a las ventas online. El concurso se ha resuelto en los últimos días, tal y como han confirmado fuentes de Correos Express, y se ha firmado el contrato tras cinco meses de proceso, una demora muy larga.

 

 

Según ha podido averiguar TRIBUNA de Salamanca, la empresa se ha decantado por una nave de antigua construcción en la calle Montera, 29 del polígono industrial de Villares de la Reina. Es la que aparece en la foto superior. La nave se encuentra en una calle recóndita y sin salida directa a ninguna vía principal. Muy al contrario que en las actuales dependencias de Correos Express en Salamanca, en la nueva sede de Correos en la carretera de Salamanca, al pie de la nacional y cerca de las salidas hacia las autovías.

 

 

Además, su estado actual es el que ofrece la fotografía, tomada este lunes, pese a lo cual ha sido la elegida porque se va a someter a una reforma. Supondrá el pago de más de 300.000 euros (sin IVA) por el alquiler de esta nave durante diez años, que es la duración prevista para el contrato; el tipo máximo era de 450.000 euros, a 2,5 euros/m². El pago del alquiler es anual y no se empezará a abonar hasta que la nave esté a disposición de Correos.

 

Pero antes tendrá que ser reformada. Según el pliego de condiciones, el contratista tiene 90 días dese la firma del contrato para hacer una obra que se antoja importante; este lunes, día 30 de octubre, había personal de una empresa de reformas sacando escombros a un contenedor. Un plazo exiguo si quiere contar con las licencias y permisos necesarios para una obra de magnitud, y que en este caso expediría el Ayuntamiento de Villares. Y a tenor de la reforma que necesita, en profundidad, para adaptarla a su nuevo uso y variar su aspecto.

 

Según ha confirmado Correos Express, el contrato se ha firmado recientemente, con lo que el plazo ha empezado a correr, pero desde la empresa cuentan con que la nueva sede no estará lista hasta el próximo mes de febrero. Eso lleva la fecha de estreno más allá de la alta de las compras online, que está acotada por las fechas del próximo 'black friday' (24 de noviembre) y el día de Reyes (6 de enero). Un problema para la empresa, que tiene firmado un acuerdo con Amazon, el gigante de las ventas por Internet, para hacerse cargo de su paquetería: hasta 150.000 envíos quieren llegar. La falta de espacio en sus actuales dependencias son uno de los motivos del alquiler de esta nave, que de momento no va a dar servicio.