El cuidado de la piel con flor de San Juan y vitacilina
Cyl dots mini

El cuidado de la piel con flor de San Juan y vitacilina

Tener una piel sana y bien cuidada es posible gracias a la naturaleza y los avances en materia de salud que se han desarrollado a lo largo de la historia.

En el cuidado de la salud, la apariencia externa es a menudo uno de los aspectos en los que más nos fijamos, sobre todo porque una piel sana o un pelo brillante se identifican con un cuerpo saludable. De ahí que en muchas ocasiones nos esforcemos por tener el mejor aspecto posible. Y para ello contamos con varias ayudas, algunas de ellas utilizadas desde hace mucho tiempo.

 

Beneficios de la flor de San Juan o hipérico para la piel

 

El hipérico, también conocido como flor de San Juan, es una planta con excelentes propiedades, entre las que destaca su uso en el cuidado de la piel por sus beneficios.

 

Se puede definir esta planta medicinal casi como milagrosas para la piel. El aceite de hipérico se emplea para tratar problemas tan profundos como la psoriasis, que si bien no es grave, sí que afecta a quienes la padecen por los efectos que tiene sobre la imagen.

 

Además, el hipérico es recomendable para curar ampollas, heridas y quemaduras, ya que tiene propiedades regenerativas. También es interesante para matizar cicatrices y combatir las arrugas, aplicando una mezcla de flor de San Juan y rosa mosqueta por la noche, como si se tratara de una crema.

 

Además de en forma de aceite, el hipérico se puede usar como infusión, ya que contiene antioxidantes que favorecen el funcionamiento corporal. Se emplea con relativo éxito como antidepresivo natural, para levantar el ánimo y sentirse con más energía. También tiene efectos positivos de cara a controlar la diabetes, por lo que algunas personas aquejadas por este problema de salud se han interesado por ella.

 

Propiedades de la vitacilina

 

Otro compuesto interesante para el cuidado de la piel es la vitacilina, un elemento bastante conocido en este área. Sus características la convierten en un remedio eficaz para tratar eczemas, acabar con las ojeras y las manchas producidas por el sol, entre otras afecciones de la piel.

 

Este compuesto aporta una buena hidratación, además de vitaminas esenciales para que tanto la piel del rostro como la de todo el cuerpo se vea en perfectas condiciones. Las aplicaciones son muy diversas, y se siguen estudiando sus efectos en diferentes tratamientos y problemas de salud. Además es hipoalergénica, de modo que no hay problemas de ningún tipo a la hora de aplicarla. Incluso en la piel de los bebés, otro de los campos en los que se han comprobado sus efectos.

 

3 consejos para una piel más cuidada

 

Para que puedas tener una piel bien cuidada en cualquier época del año, necesitas poner en práctica una serie de consejos fundamentales. Te mostramos los 3 más importantes:

 

  • Límpiala bien. La limpieza de la piel es la base de su salud, por lo que debes prestar mucha atención a este aspecto. A diario tienes que eliminar todos los restos que se han ido acumulando, con un poco de agua y jabón suave. Y si te has maquillado, nunca te vayas a dormir sin haberte quitado todo bien. Es importante que la piel respire y se oxigene.

  • Hidratar en profundidad. La piel es agua en un 70 por ciento, lo que indica claramente que necesita mantener una buena hidratación. Es fundamental tomar suficiente agua y líquidos para que el organismo le proporcione a la piel lo que necesita, además de usar productos como los que hemos mencionado, que aumentan el nivel de hidratación y la ayudan a estar protegida.

  • Cuidado con el sol. Aunque los rayos del sol nos activan y son beneficiosos en cierta medida, un exceso puede tener efectos muy perjudiciales sobre la piel. Por ello, se deben tomar medidas para evitarlos, no solo en verano sino todo el año.

 

Con estas medidas podrás lucir una imagen saludable.