El CSIF pide explicaciones a la Junta por la paralización de 129 jubilaciones parciales en Salamanca

Un trabajador de la administración.

Trabajadores nacidos en 1956 y 1957. Al trabajador que se jubila parcialmente, la Junta abona el 50% del salario, y se cotiza a la Seguridad Social por un 75%.

CSIF ha pedido una reunión "urgente" a responsables de Función Pública de la Junta, para conocer los motivos de la "decisión unilateral" por la que no se conceden las jubilaciones parciales e "intentar desbloquear" esta situación. Una situación que en Salamanca afecta a 129 trabajadores nacidos en 1956 y 1957 que son los que pueden acogerse a esta jubilación. 

 

"No puede ser que, reuniendo los requisitos establecidos en su día por la Junta y la Seguridad Social, con el cambio de normativa que hubo en abril de 2013, unos trabajadores se hayan podido jubilar parcialmente y otros no puedan hacerlo, sin ninguna explicación, y sin que se haya producido ningún encuentro previo o negociación con los representantes sindicales", señala la plataforma.

 

Hasta el momento, la Junta ha autorizado en toda Castilla y León unas 2.400 jubilaciones parciales. CSIF defiende esta concesión porque además de reconocer el trabajo y el servicio realizado durante más de 35 años, también es un "motor de creación de empleo" que reduce las listas del paro, porque los trabajadores que cubren las jubilaciones parciales tienen que estar inscritos como desempleados en las oficinas de ECYL.

 

CSIF considera que si el motivo de la paralización de estas jubilaciones parciales, que tiene en vilo a unos 600 trabajadores en la Comunidad, es que la Junta tiene que cotizar un "cinco por ciento más" a la Seguridad Social, una "justificación insuficiente", a su juicio, ya que la administración autonómica también se ahorra unos "180 euros de media en la retribución de cada trabajador", en concepto de antigüedad.

 

En este punto, insiste en que no comprende las razones de la paralización de estas jubilaciones parciales, que mantiene la Junta, ya que otras administraciones públicas y empresas privadas "sí las están concediendo", conforme a la "normativa actual de trabajo".

 

Al trabajador que se jubila parcialmente, la Junta abona el 50% del salario, y se cotiza a la Seguridad Social por un 75% (en 2018, y según las tablas establecidas). A su vez, al trabajador relevista que sustituye al jubilado se le paga el otro 50% del salario (por media jornada), y cotiza por un 65%. (base promedio de los 6 últimos meses de la base regulada del jubilado). Estas jubilaciones se aplican al personal laboral, no al funcionario, explican.