El Cristo del Amor y de la Paz cruza las aguas del Tormes este Jueves Santo en Salamanca

Con el sonido de sus carracas y matracas, con sus cruces y con sus faroles típicos de hojalatero los hermanos irán superando la adversidad del agua para hacer frente a la sinuosa y estrecha subida de la calle Tentenecio, otros de los lugares más impactantes de la marcha.

La Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz, con su particular hábito monacal blanco, volverá a dejar una de las imágenes más llamativas de la Semana Santa de Salamanca, cuando cruce por el Puente Romano sobre el río Tormes.

 

Con el sonido de sus carracas y matracas, con sus cruces y con sus faroles típicos de hojalatero los hermanos irán superando la adversidad del agua para hacer frente a la sinuosa y estrecha subida de la calle Tentenecio, otros de los lugares más impactantes de la marcha.

 

En medio del desfile blanco irán los dos pasos de la procesión, el Cristo del Amor y de la Paz (Anónimo, siglo XVII) y María Nuestra Madre (Hipólito Pérez Calvo, 1987), dos imágenes cargadas por numerosos fieles que tienen que hacer frente a momentos de tensión, como el estrecho paso por Tentenecio.

 

La salida tendrá lugar en la Antigua Iglesia del Arrabal y, a continuación, seguirá su recorrido por carretera de Madrid, paseo del Progreso entrada en el Puente Romano, Rector Esperabé, Ribera del Puente, Tentenecio, plaza Juan XXIII y entrada a la Catedral, donde se llevará a cabo un acto penitencial en el atrio de la Catedral.

 

Luego, la procesión reanudará el paso por plaza de Anaya, Rúa Mayor, Meléndez, Rúa Antigua, plaza de San Isidro, Libreros, Vera Cruz, Tentenecio, Ribera del Puente, Puente Romano, carretera de Madrid y antigua iglesia del Arrabal.