El Covid nos hace peores conductores: la pandemia dispara los accidentes por correr y no llevar cinturón
Cyl dots mini

El Covid nos hace peores conductores: la pandemia dispara los accidentes por correr y no llevar cinturón

Accidente entre dos vehículos en el Paseo Canalejas

El 36% de los fallecidos en accidentes de tráfico sucedidos durante el confinamiento no llevaba puesto el cinturón de seguridad, casi el doble que los registrados en 2019. El número de coches con exceso de velocidad se incrementó un 39%.

La pandemia nos ha cambiado para mal, al menos, como conductores. Así se desprende de un estudio que desvela que 2020, a pesar de que no pudimos circular durante meses, dejó más muertos en carretera y peores comportamientos, con un fuerte incremento de infracciones por exceso de velocidad o por no llevar el cinturón de seguridad.

 

2020 ha sido el peor año de la década en materia de seguridad vial, ya que, en términos relativos, la mortalidad en carretera superó las previsiones estadísticas en un 17%. O, dicho de otra manera: en 2020 se registraron 128 muertos más de los esperados en función de la movilidad y la evolución de los fallecidos en los últimos diez años, lo que, sin duda, le convierte en un año negro para la seguridad vial.

 

El número de fallecidos en vías interurbanas contabilizados a 24 horas del accidente descendió hasta los 870 fallecidos, la cifra más baja desde 1960, un hito que ha sido calificado de "histórico" desde diversos ámbitos. Sin embargo, el confinamiento y las restricciones derivadas de la pandemia también causaron un descenso medio de la movilidad del 25% durante todo el año, un porcentaje que llegó al 75% durante el mes de abril, con lo que la cifra no es tan positivo.

 

Esta es una de las principales conclusiones del estudio "COVID-19 y seguridad vial. Influencia de la pandemia en la movilidad y la accidentalidad del futuro", realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con el Instituto de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) de la Universidad de Valencia.

 

¿Pero cuáles han sido las causas de este empeoramiento? El propio informe apunta sobre todo al comportamiento de los conductores españoles al volante, que ha hecho saltar todas las alarmas. Según datos de la DGT, el 36% de los fallecidos en accidentes de tráfico sucedidos durante el confinamiento no llevaba puesto el cinturón de seguridad, casi el doble que los registrados en 2019. El número de coches con exceso de velocidad se incrementó un 39%, y en Castilla y León un 14% afirma que conduce más rápido que antes de la pandemia. Además, el 20% de los conductores reconoce consumir más alcohol, drogas y medicación que antes de la pandemia y el 16% de los automovilistas cree que su habilidad para conducir es peor que antes de la crisis sanitaria, un porcentaje que en Castilla y León llega al 19%.

 

El accidente mortal más habitual en 2020 se produjo sobre todo en julio y en fin de semana, en carretera convencional (77% de los fallecidos) y con la salida de vía como causa más común (44%). En términos absolutos, los usuarios vulnerables (peatones, motoristas y ciclistas) fueron los que más redujeron su mortalidad (-29%) mientras que los fallecidos en turismo solo disminuyeron la suya un 15%. En cuanto al perfil del conductor accidentado, los hombres jóvenes y los de edad más madura (entre 55 y los 64 años) son los que menos descenso tuvieron respecto a otros años.