El coronavirus suspende las procesiones de Salamanca 88 años después

Fotos: Arai Santana
Ver album

La propagación del coronavirus provoca que este año las procesiones no salgan, algo que no ocurría desde la Segunda República. El 18 de marzo de 1970, tampoco salió la Boriquilla por falta de gente. 

Crónica de una suspensión anunciada. Las cofradías de la Región, con todo su dolor, tomaban hace unas semanas la decisión que los nazarenos ya se temían, pero que nadie terminaba de decretar. No ha quedado otra, debido a la pandemia de coronavirus que afecta al planeta entero. Se ha tomado esta decisión drástica, por el bien de los fieles.

 

En los desfiles pasionales hay aglomeraciones, tanto de hermanos como de público. Caldo de cultivo perfecto para que se propague esta enfermedad, muy contagiosa, que mantiene a toda España, paralizada.

 

Salamanca, que no celebrará su Semana Santa por la pandemia del coronavirus, no veía totalmente suspendida su Semana Mayor desde el año 1932, cuando ninguna cofradía salió en procesión por el enrarecido ambiente que provocó el enfrentamiento político y social en los años de la Segunda República. Hubo muchos actos, pero todos en el interior de las iglesias.

 

En los primeros años treinta, las cofradías soportaban un ambiente hostil en la calle, pero la decisión última de no salir en 1933 fue adoptada por las propias hermandades, a manera de plante por el anticlericalismo del Gobierno y el que también se respiraba en la calle.

 

En 1936 y 1937, tras estallar la Guerra Civil y con el ambiente erarerizo, salieron algunas cofradías, que hasta ahora sólo se habían interrumpido por la lluvia o la amenaza de lluvia. Años después, el 18 de marzo de 1970, tampoco salió la Boriquilla por falta de gente. Y entre 1972 y 1985 se suspendió la procesión del Cristo del Perdón.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: