El coronavirus sigue dando coletazos en Salamanca: 541 muertes, 120 por coronavirus entre mayo y junio

La capital salmantina registra un 13.2% más de muertos que en 2019. 

Castilla y León ha registrado entre mayo y junio de 2020 un número de fallecimientos un 3,7 por ciento superior al de 2019, del total, el 12 por ciento de las muertes es atribuible al COVID-19, según han informado este martes fuentes del TSJCyL. En concreto, el número de licencias de enterramiento expedidas por los Registros Civiles ha aumentado un 3,7 por ciento respecto a 2019 y un 4,1 por ciento a 2018.

 

En términos absolutos, en mayo y junio del presente año se han registrado un total de 4.178 fallecimientos, mientras que en 2019 se contabilizaron 4.021 en los mismos meses y 4.005 en 2018. Según los datos aportados por el TSJ las muertes por COVID-19 y por causas compatibles con la pandemia en mayo y junio suman un total de 503, lo que supone un 12,4 por ciento de todas las licencias de enterramiento solicitadas en los Juzgados de Registro Civil.

 

Como aclara el TSJ, los fallecimientos por causas sospechosas compatibles con Covid-19 se refieren a aquellas en cuyas certificaciones médicas existen procesos patológicos que pueden haber sido causados por la pandemia.

 

Por provincias, Valladolid ha sido la que más fallecimientos ha registrado con COVID o sospecha con 125 en mayo y junio de un total de 797 fallecimientos, seguida de Salamanca con 120 (22%) de un total de 541; León con 73 con el virus o sospecha de un total de 884; Burgos con 61 de un total de 617; Ávila con 53 de un total de 264; Zamora con 37 de un total de 333 fallecimientos y Palencia con 27 de 330. En último lugar se situaron Segovia con seis de un total de 214 y Soria con uno de un total de 198.

 

Durante el mes de mayo, en la provincia charra se contabilizaron un total de 299 fallecimientos (65 por Covid-19), por los 258 de 2018 y los 264 de 2019. La situación ha sido diferente en junio, donde el número de decesos ha caído; 242 (10 Covid-19 y 19 sospechosos) por los 262 de 2018 y los 269, de 2019.

 

Cabe recordar que el coronavirus y la enfermedad que provoca, la Covid-19, han golpeado con fuerza en Salamanca. La provincia suma 372 muertos en su hospital y otros 467 en residencias y ha sido una de las áreas más afectadas de Europa. Pero si hay algo que ha sido terrible han sido las despedidas a todos los que han fallecido. Muchas víctimas han muerto lejos de sus seres queridos en el centro hospitalario y las restricciones limitaron incluso la asistencia a los oficios fúnebres. Fueron días terribles en el cementerio de Salamanca, y la cifra que ha quedado también lo es.

 

El cementerio de Salamanca cerró sus puertas el 20 de marzo, días después de decretarse el estado de alarma, y solo mantuvo una única actividad: los entierros. Así estuvo casi tres meses, tiempo en el que se suspendieron funerales y velatorios y los enterramientos fueron su única actividad, pero con la decisión de restringir la comitiva a los familiares más cercanos, guardando entre las personas una distancia de 1-2 metros. La rampa de acceso al camposanto, el lugar más simbólico de este tiempo dramático, acogerá pronto un monolito de homenaje.

 

El peor mes ha sido abril, con 530 entierros (17 al día de media), marzo dejó 400 y mayo se ha quedado en 190, ya en cifras parecidas a las de comienzo de año y del mismo mes del año pasado.

 

La cifra es la total de entierros en el cementerio de la capital, tanto para empadronados en Salamanca como para aquellos que han quedado sepultados en él, pero son de otros municipios. La cifra de entierros de salmantinos entre marzo y mayo de 2019 fue de 496 y este año ha ascendido a 883, cerca del doble. La cifra de enterramientos de vecinos de otros municipios bajó: en 2019 fueron 303 entre marzo y mayo y este año han sido 237.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: