El coronavirus dispara la tasa de mortalidad de Salamanca hasta su máximo histórico
Cyl dots mini

El coronavirus dispara la tasa de mortalidad de Salamanca hasta su máximo histórico

En 2019 fallecieron 12,21 personas por cada 1.000 habitantes, pero el año pasado la cifra se disparó hasta las 15,89. El mes de abril fue el peor, con una media de 28 muertes diarias.

Salamanca registró en 2020 la tasa de mortalidad más alta desde que hay registros, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística. De acuerdo al INE, que recopila esta información desde 1975, jamás nuestra provincia había sufrido una tasa de mortalidad tan alta: 15,89 fallecidos por cada 1.000 habitantes. El motivo, obvio, fue la pandemia de coronavirus, como reconoce el propio  Instituto Nacional de Estadística. "Los fenómenos demográficos que se analizan dentro de las estadísticas de movimiento natural de la población (nacimientos, defunciones y matrimonios) estuvieron muy afectados por la pandemia de COVID-19 en el año 2020", detallan.

 

La tasa de mortalidad de Salamanca ya era muy elevada antes incluso de la pandemia. En 2017 ya había superado las 12 defunciones por cada 1.000 vecinos y la tendencia empeoró ligeramente en 2018 y 2019. El último año antes de la pandemia la tasa era ya de 12,21, pero la llegada del coronavirus lo agravó todo, porque pasamos de un crecimiento constante a un repunte abrupto, de 12,21 a 15,89 en un sólo año. Es muy posible que los datos de 2021 mejoren a los de 2020 y que la tasa de mortalidad vuelva a su cauce, una vez la población esté vacunada y la crisis sanitaria quede atrás.

 

 

 

El INE desvela también la edad de los fallecidos en 2020. Los mayores de 95 se llevaron la peor parte. Su tasa de mortalidad se disparó hasta 350 decesos por cada 1.000 personas, cuando lo normal es que no llegue a 300. Casi todas las franjas de edad padecieron una tasa de mortalidad más alta de lo habitual, pero los datos revelan que el coronavirus se ensañó con las personas mayores. A más edad, más exceso de mortalidad.

 

Finalmente, el mes de abril fue el peor de 2020, con 848 decesos, a una media de 28 fallecidos diarios. Le sigue marzo, con 680, y julio, con 480. El mejor fue septiembre, con 351 fallecimientos.

Noticias relacionadas