El Corona Sol solicita por sorpresa licencia ambiental al Ayuntamiento para evitar el cierre
Cyl dots mini

El Corona Sol solicita por sorpresa licencia ambiental al Ayuntamiento para evitar el cierre

La ha solicitado este mismo día 26 de noviembre tras conocerse la llegada de la notificación de firmeza de la nulidad de licencia al Ayuntamiento.

La promotora Palco3, promotora del hotel Corona Sol, ha iniciado su estrategia para intentar regularizar el edificio ilegal, carente de todas las licencias necesarias, y evitar en el proceso un cierre. El primer paso ha sido la solicitud de licencia ambiental presentada con fecha de este 26 de noviembre y que el Ayuntamiento de Salamanca ha admitido. Como se puede ver en el tablón de edictos del consistorio, durante los diez próximos días estará expuesto al público este documento, que adjuntamos en esta información, de solicitud de licencia ambiental para establecimiento con uso de hotel.

 

La licencia ambiental quedó definitivamente anulada hace unos días y su firmeza ha llegado en las últimas horas al Ayuntamiento de Salamanca, parte en el proceso judicial; hace días que se esperaba esta confirmación que ya habían recibido los vecinos de Avemur y la promotora. La nulidad es producto de algunas de las aberraciones urbanísticas cometidas en este edificio.

 

 

Sin licencia ambiental, anulada en firme, no había que haber esperado nada más para actuar y así quedó de manifiesto hace unos días con un inédito acuerdo en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca, un texto de mínimos, en el que no se resarce a los vecinos del daño a sus viviendas y su dura lucha judicial, pero que permitió alcanzar un consenso: al texto, propuesto por PSOE, Cs y Grupo Mixto, se sumó por primera vez en este asunto el PP. Pero la promotora del hotel se ha adelantado con esta petición de nueva licencia que, parece, no implica el cierre.

 

El Ayuntamiento de Salamanca se comprometió en el pleno municipal a actuar para devolver el edificio a la legalidad, cosa imposible tal y como está ya que solo la nulidad de la licencia ambiental confirma las irregularidades en chimeneas o estractores de aire, y también está claro el exceso de edificabilidad en el que se incurrió. Y está al caer la anulación también firme del cambio de uso del edificio, de viviendas a hotel; si se anula esa licencia, estaría abierto al público irregularmente. En estas condiciones, cumplir la legalidad supone corregir todas estas cuestiones, lo que encamina al cierre del edificio.

 

En todo caso, los vecinos del hotel ilegal tienen claro que todavía van a tener que verse en los juzgados alguna vez más. Según fuentes de la asociación, ya están preparados para solicitar judicialmente la ejecución de todas las sentencias favorables que tienen sobre la construcción del hotel, y con las que se han anulado todas las licencias fundamentales, desde la ambiental a la de inicio de actividad o la de cambio de uso, la última pendiente de casación.

Noticias relacionadas