El convenio Renfe/Mañueco, pendiente de ponerse en marcha cuatro meses después

TREN DE RENFE

Una respuesta parlamentaria saca a la luz que Renfe y el Ayuntamiento tienen pendiente una reunión para organizar el calendario de trabajo de este convenio cuatro meses después de haberlo firmado.

Cuatro meses han pasado desde que el Ayuntamiento de Salamanca anunciara en Fitur el acuerdo con Renfe para promocionar la ciudad en los trenes de la operadora estatal. El convenio incluía un descuento del 35% en el billete a aquellos usuarios que lleguen a Salamanca para participar en turismo de congresos y también la bajada de de descuentos para grupos de 10 personas (ahora se necesitan un mínimo de 25) para el turismo convencional. Condiciones que, en realidad, se limitaban a eventos puntuales

 

El propio Fernández Mañueco vendió la medida como un gran avance a pesar de que el convenio tiene mucho menor alcance y es más limitado que los que tienen ciudades como Zamora que sí disfrutan de la alte velocidad de verdad. Sin embargo, a día de hoy el convenio podría no estar operativo a tenor de lo que dice Renfe, cuando le queda medio año de vigencia, aunque es prorrogable por años.

 

En una respuesta parlamentaria a pregunta del diputado socialista David Serrada, la compañía ferroviaria estatal asegura: "El 19 de enero de 2017 Renfe y el Ayuntamiento de Salamanca firmaron un convenio de colaboración para la promoción conjunta del turismo y el transporte ferroviario en Salamanca. En este sentido, Renfe tiene programada una reunión con la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca, con el fin de organizar el calendario de trabajo formalizado en el citado Convenio". A tenor de esta respuesta, el convenio no habría arrancado siquiera a funcionar porque los responsables de Turismo del Ayuntamiento y Renfe no han llegado a reunirse más de cuatro meses después.

 

La parálisis del calendario de trabajo entre las dos partes permite dudar de la eficacia de las medidas contempladas, como el descuento de tarifas o la promoción que Renfe haría del turismo en Salamanca en sus diferentes servicios.

 

El resultado es que la conexión ferroviaria con Madrid sigue arrastrando deficiencias. Desde luego que ha mejorado en tiempos de viaje, pero sigue siendo caro y todavía tiene que salvar el obstáculo en la línea de los pasos a nivel existentes en la provincia. El PP no ha movido un dedo para que pueda rebajar tarifas o para que promocione la ciudad, ya que ha hecho caso omiso a lo que se le pidió en un pleno municipal. El Ministerio de Fomento recibió la notificación del acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Salamanca en su sesión del 4 de marzo de 2016, por el que se pedía al equipo de Gobierno municipal que impulsara la promoción de la ciudad a través de la mejora de la conexión ferroviaria con Madrid.

 

Sin embargo, no entra en sus planes declararlo de obligado servicio público (OSP), que es la medida que permitiría rebajar precios. Si no se declara OSP, Renfe explotará la línea conforme a criterios económicos, no de servicio público; de ser así, las tarifas seguirán siendo las actuales. Se está produciendo un proceso de revisión de las OSP que podría arrojar cambios, pero si el Estado entiende cubierto el obligado servicio públic con la media distancia y el transporte por carretera, no tocará nada. Sí seguirá siendo OSP el servicio de Madrid y Salamanca a través de Ávila, ya que no está previsto suprimir su declaración.