El Consorcio de Seguros abona 880.000 euros en accidentes

Sufrir un accidente de tráfico, por muy leve que este sea, no es grato para nadie. Más aún en aquellos casos en los que el vehículo que provocó el siniestro no puede hacerse cargo del coste económico de la reparación del turismo siniestrado o de indemnizar a los lesionados.
Esmeralda Gómez

Para evitar que los perjudicados en los accidentes de tráfico se encuentren desamparados ante un conductor insolvente o, lo que es peor, que se haya dado a la fuga, el Consorcio de Compensación de Seguros responde en este tipo de accidentes. Así, tan sólo durante el pasado año, este organismo desembolsó 880.739 euros para pagar los siniestros ocurridos en la provincia de Salamanca.

El Consorcio de Compensación de Seguros es una entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía y Hacienda. Surgió para salvaguardar los intereses de los perjudicados cuando se producen siniestros que no están cubiertos por el seguro privado. Así, cubriría por ejemplo un accidente con un vehículo que no dispusiera de seguro, y además, su conductor fuera insolvente. En tal caso, el usuario perjudicado lo sería por dos veces, una por el propio accidente, y otra vez más porque no iba a percibir indemnización alguna. Ante esta situación, la solución para el damnificado se encuentra en este organismo, que durante el pasado año recibió 78 expedientes de la provincia de Salamanca.

Desgranando los datos y ciñendo el análisis al último año finalizado, de los 78 expedientes de siniestros registrados, 69 estaban relacionados con accidentes provocados por vehículos que circulaban sin seguro; dos por conductores que se dieron a la fuga sin ser identificados y, por tanto, sin hacerse cargo de los daños causados; en tres accidentes, los vehículos implicados eran robados y en cuatro ocasiones, el turismo estaba asegurado en una aseguradora insolvente.

En los tres últimos años, de 2008 a 2010, el Consorcio de Compensación de Seguros ha recibido 250 expedientes correspondientes a la provincia de Salamanca por accidentes como los señalados anteriormente, siendo 2009 el año que acumuló más solicitudes, un centenar. Respecto a las cuantías aportadas por este organismo, en los tres últimos años ha abonado a los perjudicados 2.429.850 euros, lo que supone un alivio para las personas que han sufrido un accidente y se han encontrado con que la parte que tiene que afrontar los pagos tanto materiales del vehículo como humanos no se hace cargo por los diferentes motivos reseñados.

Pese a ser obligatorio, todavía bastantes conductores, aún con la posibilidad de ser pillados y multados, se arriesgan a coger el vehículo sin estar asegurado. Más aún en época de crisis, un momento en el que algunos optan por reducir gastos eliminando el seguro. Muestra de ello es que el mayor grosor de los expedientes que llegan al Consorcio está relacionado con la falta del seguro del vehículo que provocó el accidente. Esta irresponsabilidad por parte de los conductores ha supuesto en los tres últimos años un desembolso de 1.406.448 euros. No obstante, cabe destacar que durante el pasado año, los tres accidentes provocados por vehículos robados fueron los que ocasionaron más daños a los perjudicados. En este caso, este organismo tuvo que pagar a los damnificados de los tres turismos siniestrados 708.892 euros.