El Consistorio reclama una mayor señalización para sus carreteras

Sin carteles. En los casi 80 kilómetros de recorrido que discurren entre la capital y este municipio no hay un solo panel indicativo que informe de la ruta que el viajero debe seguir para encontrarlo
lorena lago
Los viajeros que quieran acceder desde Salamanca a una de las localidades más bellas de la Sierra como es Sequeros lo tienen complicado si no conocen el camino. En los casi 80 kilómetros de recorrido que discurren entre la capital charra y esta localidad no hay ni una sola señalización que indique dónde se encuentra este municipio ubicado o por dónde se puede acceder. Es por ello por lo que la localidad de Sequeros, encabezada por su alcaldesa, Pilar Ferrán, inició hace casi cuatro años los trámites necesarios para que la Junta de Castilla y León, Administración con competencias en la materia, colocase alguna señalización más que indicara por dónde se llega al municipio y los kilómetros que existen desde Salamanca hasta la propia localidad.

La ausencia de señalización está ocasionando problemas, como indica la primera edil, “puesto que se han abierto numerosas casas rurales en esta zona y si los turistas no viajan con un mapa encima o si no conocen o no se han informado anteriormente de cómo se llega al municipio lo tienen en exceso complicado”.

Esta ausencia de señalización resulta aún más curiosa si se tiene en cuenta que localidades como Béjar, situadas a casi 60 kilómetros sí que tienen su propia señalización durante el recorrido que transcurre entre Salamanca y Sequeros, a pesar de no ser una ruta de obligado paso desde Salamanca.

La Junta de Castilla y León, a quien compete establecer señalizaciones en esta zona, no ha ofrecido hasta este momento explicación alguna sobre la ausencia, aunque como indica Pilar Ferrán, “hemos pedido que esta situación se resuelva de forma reiterada, de forma verbal y por escrito, para que quedara constancia de que la necesitábamos con urgencia”.

Desacuerdo en las normativas
Y es que, como indica la alcaldesa de Sequeros, “las cosas se complican cuando la normativa para este tipo de situaciones no está clara y va en distintas direcciones, siendo distintas las que rigen para la Junta, para la Diputación y para los propios municipios”.