El consistorio impondrá la igualdad salarial entre hombres y mujeres para conseguir contratos municipales

El Ayuntamiento de Salamanca se sumará al Pacto de Estado contra la violencia machista e introducirá cláusulas sociales en los contratos municipales para que se respete la igualdad salarial entre mujeres y hombres.

El Ayuntamiento de Salamanca se sumará al Pacto de Estado contra la violencia machista e impulsará la introducción de cláusulas sociales en los contratos municipales para que se respete la igualdad salarial entre mujeres y hombres. Así lo ha anunciado el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que propondrá al pleno la adopción de estas medidas a pesar de que, hace unos meses, los grupos municpiales PP y de C's se opusieron a una moción con la que se solicitaba que el consistorio dejara de poner publicidad en medios de comunicación que mantuvieran anuncios de prostitución, la conocida sección de contactos. Esta medida es una de las que está previsto aplicar en el pacto de estado.

 

Así lo ha señalado en un encuentro en la Casa Consistorial con la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, María José Ordóñez, donde el regidor municipal ha puesto de relieve el "firme compromiso" del Ayuntamiento contra la violencia machista al duplicar en este mandato el presupuesto para luchar contra esta lacra social e impulsar la igualdad de oportunidades. Asimismo, en su intervención, el alcalde se ha referido a que "se va a seguir apostando por iniciativas de todo tipo para erradicar la violencia machista y para que la intervención sea lo más eficaz y rápida posible".

 

Para ello, ha incidido en que el Ayuntamiento desarrolla diversas actuaciones en diferentes ámbitos para dar una atención "integral" a las víctimas y se suma la colaboración con las asociaciones que trabajan en este ámbito, resto de instituciones y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Como ejemplo, el regidor municipal ha destacado la creación de una partida específica y la puesta en marcha de la Comisión de Violencia de Género, en la que todos los grupos políticos están representados trabajando junto a expertos para avanzar en la lucha contra la violencia machista, evaluar actuaciones, hacer propuestas y aprovechar mejor los recursos.