El Consejo de Gobierno de la USAL aprueba un presupuesto de 205 millones para 2017, un 2,4% más que el último

Fachada Universidad de Salamanca

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca ha aprobado un anteproyecto de presupuestos para 2017 con un montante global de 205.266.272 euros, además de un techo de gasto situado en 228.403.256 euros.

El primer Consejo de Gobierno del año 2017 ha servido para aprobar el techo de gasto de la Universidad para 2017, situado en 228.403.256,47 euros y el anteproyecto de presupuestos que plantea los 205.266.272,00 euros y que marcarán la política económica a desarrollar por la institución académica en los próximos meses.

 

El techo de gasto es una herramienta empleada por las administraciones públicas para el control del déficit, y que es resultante de la suma del presupuesto del año más el remanente acumulado de años anteriores que, en el caso de la Universidad de Salamanca, y debido a las políticas de ahorro y contención del gasto desarrolladas en los últimos ejercicios, arroja un saldo positivo.

 

En este ejercicio, el presupuesto se incrementa un 2,44%, lo que supone, en la práctica la disponibilidad de cinco millones de euros más, cuya asignación se orienta a financiar programas de mejora académica global.

 

Así, este incremento se distribuirá para desarrollar los 13 subprogramas del Programa de Fomento de la Investigación aprobados en diciembre; para incrementar las becas propias y de internacionalización (tanto de grado como de máster y doctorado) con el objetivo de incrementar los estudiantes internacionales de la Universidad; para desarrollar un programa de prácticas innovadoras; para un programa de rehabilitación de infraestructuras que prestará especial atención a las deportivas y, de manera excepcional, también habrá una partida importante para el vicerrectorado del VIII centenario, alcanzando los 900.000 euros de presupuesto en un año que resulta crucial para su desarrollo.

 

Asimismo, este incremento permitirá realizar también el aumento de amortización de deuda, culminando así el proceso en relación con la deuda histórica de la Universidad y presentando, a partir de este momento, una universidad completamente saneada desde el punto de vista económico; y también contempla, finalmente, una partida para iniciar los trámites necesarios para la obra del Banco de España, futura sede del Centro Internacional de Referencia del Español de la Universidad de Salamanca (CIREUSAL).

 

La ejecución de este presupuesto, una vez aprobado por Consejo de Gobierno, requiere un trámite previo de ser aprobado por el Consejo Social, acción que debe ser posterior a la aprobación del techo de gasto de capítulo uno por parte de la Junta de Castilla y León. Por esta razón, la ejecución de este capítulo uno en la Universidad, seguirá un formato de presupuesto prorrogado hasta que ese trámite del gobierno regional se haya realizado.

 

Además del presupuesto, el Consejo de Gobierno ha dado visto bueno a la solicitud de verificación y de la propuesta de implantación del Programa de Doctorado en Ingeniería, que ya ha sido aprobado por el Consejo de Investigación y de Doctorado y dos modificaciones formales en los enunciados de dos de los programas de investigación aprobados en diciembre, que no significan cambios sustanciales en su desarrollo.