El Congreso Regional del PP de Castilla y León aprueba por unanimidad las tres ponencias a debate

Los asistentes levantan los carteles con el mensaje "SÍ". A. MINGUEZA

Finalmente no fue posible la introducción de una enmienda planteada al texto Político para pedir un análisis autonómico sobre el censo de afiliados.

El Congreso Regional del PP de Castilla y León ha aprobado por unanimidad las tres ponencias que se sometieron a debate en este XIII cónclave regional, donde finalmente no fue posible la introducción de una enmienda planteada al texto Político para pedir un análisis autonómico sobre el censo de afiliados, algo que, como ha defendido el coordinador Alfonso García Vicente, debe ser abordado por la Ejecutiva nacional.

 

No obstante, finalmente se ha aprobado por unanimidad la Ponencia Política y de Reglamento a través de la que el PP ha introducido las figuras del Coordinador Local y la Oficina del Cargo Popular para "abrir" y hacer "más participativo" el partido para dotar de nuevas "herramientas" al afiliado.

 

En su defensa de la Ponencia en el Congreso, García Vicente ha reseñado que el texto recoge una serie de "principios básicos" que se encuentran en el "ADN" 'popular' como es la "concepción" de la Comunidad Autónoma y que tiene en el autonomismo útil su "razón de ser". Además, ha ahondado, en que se apuesta por la defensa de la "igualdad de derechos y oportunidades" de todos los ciudadanos "residan donde residan".

 

También ponen en el centro de la acción política a las "familias" para hacer frente al "principal reto" de la Comunidad Autónoma como es el desafío demográfico, la lucha contra la baja natalidad y la despoblación según ha enumerado.

 

Las novedades de la ponencia llegan en la norma de funcionamiento interno del PP. García Vicente ha insistido en se concibe el partido como una formación de "alcaldes y concejales" y, para reforzar esta idea, se ha creado la figura del Coordinador Local y la Oficina del Cargo Popular, integrada por cinco militantes del partido sin cargo público ni organizativo que "velará" por el cumplimiento de las obligaciones y códigos éticos por parte de los "altos cargos" de la formación 'popular', al tiempo que "consagra" el modelo de Primarias.

 

PONENCIA ECONÓMICA

 

La consolidación del empleo, la lucha contra la precariedad laboral y la mejora de los servicios públicos, especialmente en el medio rural, forman los ejes de la Ponencia Económica y de Administración Territorial que el XIII Congreso Regional aprobó por unanimidad.

 

El coordinador de la ponencia, Carlos Fernández Carriedo, ha presentado ante el cónclave el documento que ha admitido alguna enmienda a última hora como un mayor acento en el apoyo a comercio local. Así, ha resumido los puntos de que consta el texto como son la consolidación del crecimiento económico y el empleo "de calidad", la constatación del contexto "radicalmente distinto" en que se celebra este Congreso respecto al anterior o la recuperación "de más de la mitad" de los puestos de trabajo perdidos durante la crisis.

 

En esta Ponencia se destacan la importancia de sectores como el industrial y centra el crecimiento económico y del empleo como eje fundamental para frenar la despoblación es otra de las ideas básicas de la ponencia. La estabilidad presupuestaria es otro de los aspectos básicos del borrador, que reclama un nuevo sistema de financiación autonómica y otro de financiación local.

 

El texto defiende una política fiscal orientada a la recuperación económica y a las familias que suponga "menos impuestos" y "más ventajas fiscales", al tiempo que apuesta por la mejora de la competitividad a través de aspectos como la digitalización, la innovación o la internacionalización.

 

La búsqueda de un empleo de más calidad y la reducción de la precariedad entronca, como ha recordado Fernández Carriedo, con el objetivo de lograr un millón de ocupados en 2019. Asimismo, se defienden "políticas sectoriales" en sectores estratégicos como el agrícola, la minería del carbón, la automoción, la artesanía, el comercio de proximidad o el turismo, a la vez que se propugna la continuidad de la central nuclear de Santa María de Garoña por su contribución al empleo en el medio rural y a la generación energética.

 

PONENCIA SOCIAL

 

Por último, los compromisarios asistentes a este XIII Congreso también respaldaron de forma unánime la ponencia Social, cuya coordinadora, Alicia García, ha detallado y reseñado que se articula en cinco principios "o ejes inspiradores".

 

El primero de ellos, según la coordinadora de este documento, es que "las políticas sociales están en el ADN" del PP de Castilla y León, a lo que hay que añadir que estas políticas "se construyen desde el diálogo con la sociedad civil", de ahí la apuesta de los 'populares' por incrementar y potenciar la participación.

 

El tercero de los ejes es, según Alicia García, que "se parte del presente para proyectar el futuro" y abordar los nuevos retos y necesidades, mientras que el cuarto de los principios es "ofrecer equidad e igualdad" a las personas, y el último sería el desarrollo de políticas sociales "que piensan en Castilla y León, en sus ciudadanos y en las características" de la Comunidad cono es la mayor esperanza de vida, la dispersión o la baja densidad poblacional.

 

García ha defendido que la personas se convierten en "centro y referente único del nuevo modelo de atención social", con la premisa de la mejora de los servicios esenciales, el empleo "como mejor política social", una apuesta por el medio rural y la innovación en el desarollo de las políticas sociales.

 

De las medidas recogidas en al ponencia social, Alicia García ha destacado el programa de prevención de la dependencia y de impulso del envejecimiento activo, el plan de humanización de la Sanidad, la ley de conciliación de la vida familiar y laboral y la apuesta por las industrias culturales para hacer de Castilla y León un "referente" en el aprendizaje del español.

Noticias relacionadas