El Congreso Lares incide en la importancia de una atención personalizada a los mayores

Congreso Lares en Salamanca (Foto:F.Rivas)

Las unidades de convivencia de Castilla y León sirven de “referencia” para la atención a personas mayores en España

El proyecto de unidades de convivencia puesto en marcha por la Junta de Castilla y León sirve de “referencia” a la hora de buscar nuevos métodos de atención y apoyo a personas mayores a nivel nacional.

 

Así lo han señalado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades en la Administración Autonómica, Milagros Marcos, y el presidente de la Fundación Lares, Julián de Armas, después de la inauguración de la undécima edición del Congreso Lares, que se celebra hasta el viernes en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Salamanca.

 

Sobre estas unidades, que son actualmente 44 y que la Junta pretende ampliar en un año hasta el centenar, Milagros Marcos ha apuntado que aportan un cambio “fundamental” en la atención en los servicios profesionales, puesto que pretenden dar al usuario la mejor atención profesional al mismo tiempo que les aportan mayores grados de autonomía.

 

En esta línea, el máximo responsable de la Fundación Lares, que engloba a cerca de un millar de centros religiosos de atención a mayores, ha apuntado que sus profesionales “miran el modelo de Castilla y León” porque aporta “un paradigma” en el modelo que pretende instaurar en todos los centros que tiene esta organización en España.

 

Asimismo, el director del Imserso, César Antón, que también ha estado presente en la inauguración del evento, ha remarcado la importancia de la atención “personalizada” y ha puesto de relieve que un estudio reciente del Centro de Referencia Estatal del Alzheimer de Salamanca ha contrastado con datos que aumentar la participación del usuario en el día a día de cualquier centro ayuda a que obtenga “mejorías” en su adaptación e implicación diaria.

 

Por su parte, la presidenta de Lares Castilla y León, Ana Esther Miguel, ha incidido en el interés de su colectivo por investigar en congresos como el que se celebra en Salamanca para proponer nuevos avances en la atención y que los usuarios se sientan en sus centros como si estuviesen en sus casas, con el valor añadido de la labor profesional.

 

CONGRESO LARES

 

Unos 500 profesionales de la atención a las personas mayores se reunen del 21 al 23 de mayo en la undécima edición del Congreso Lares, que se celebrará en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Salamanca.

 

Lares Federación, que agrupa a 958 centros y servicios de atención a los mayores de gestión sin ánimo de lucro en toda España, y Lares Castilla y León, con 80 centros en esta Comunidad Autónoma y  con 5.723 plazas residenciales, son los organizadores de esta cita que se desarrolla bajo el lema ‘El Valor de cada persona. La inspiración de un modelo’.

 

Según ha detallado la organización, el objetivo principal de este encuentro es “trabajar para definir un modelo de atención que concilie la identidad solidaria de los centros Lares con las más avanzadas corrientes en la atención a los mayores, principalmente dependientes y así definir un modelo propio”.

 

En esta cita, ponentes y participantes reflexionan, desde sus diferentes perfiles, sobre “la fundamentación filosófica y antropológica de la centralidad de la persona” y conducirán a los congresistas “hacia un análisis de entorno y del actual momento social, a la reflexión sobre el fenómeno de la vulnerabilidad y a descubrir el valor de las personas dependientes y quienes les ayudan  y dan apoyo en la promoción de su autonomía personal”.

 

La organización del congreso ha explicado que en este encuentro participan “activamente” directivos y gestores de residencias, profesionales de los servicios sociales y sanitarios, estudiantes universitarios y de posgrado, y especialistas en disciplinas relacionadas con el cuidado de las personas mayores.