El conflicto laboral de los 'riders' llega a Salamanca con una denuncia ante la inspección de Trabajo
Cyl dots mini

El conflicto laboral de los 'riders' llega a Salamanca con una denuncia ante la inspección de Trabajo

Economía.- Nueva tanda de sentencias que confirman la situación de 'falsos autónomos' de los repartidores de Glovo

Una organización de izquierdas decide denunciar ante la Inspección de Trabajo la situación de los repartidores que trabajan para plataformas 'online' como Glovo. Deliveroo ya fue condenada hace unos días.

El conflicto laboral de los denominados 'riders', los repartidores que llevan los envíos de los diferentes plataformas 'online', se ha recrudecido en las últimas semanas. La situación de estos trabajadores, que ejercen como autónomos, está bajo la lupa desde hace tiempo por las dudas sobre la legalidad de sus condiciones laborales y, especialmente, la discusión sobre si son o no trabajadores de estas plataformas.

 

Ahora, el conflicto llega a Salamanca con una denuncia de las Juventudes Comunistas que ha llevado el caso de los repartidores de una marca concreta, Glovo, ante la Inspección de Trabajo por vulneración de derechos de los trabajadores e infracción contra la Seguridad Social. La denuncia será explicada en detalle este miércoles en la sede de IU.

 

En el fondo de esta accción están las dudas sobre la relación laboral de estos trabajadores con las empresas que gestionan las aplicaciones 'online' con las que se pide casi de todo, fundamentalmente comida en restaurantes, pero también otro tipo de pedidos. Las empresas consideran que no hay relación laboral directa y que se limitan a colaborar con trabajadores autónomos. Y los colectivos en los que se han agrupado los mensajeros aseguran que no es así, y que las empresas les marcan hasta el más mínimo detalle, con lo que existe relación laboral convencional.

 

Hace unos días, el Juzgado de lo Social número 19 de Madrid ha estimado la demanda interpuesta por la Tesorería General de la Seguridad Social contra una de estas plataformas, Deliveroo, y declara que los cerca de 500 repartidores demandantes, conocidos como 'riders', estaban sujetos a una relación laboral con la compañía en que prestaron sus servicios. La resolución es fruto de la vista oral celebrada el pasado 31 de mayo fruto de la demanda cursada por la Tesorería general de la Seguridad Social tras una acta de la Inspección de Trabajo, por la que se citó a más de 500 repartidores de la región que formaban parte de la empresa.

 

El informe de Inspección de Trabajo determinaba que estos repartidores estaban bajo una "falsa apariencia" de autónomos por cuenta propia para "encubrir" una relación laboral ordinaria con la compañía.