El conductor del coche siniestrado en el paseo fluvial sufrió una bajada de azúcar y perdió el conocimiento

El accidente, que se produjo en torno a las 17.00 horas de este 28 de febrero, terminó con el vehículo empotrado en una de las verja del paseo fluvial, en la zona del embarcadero de Salamanca.

El conductor que resultó herido este 28 de febrero tras empotrarse su vehículo contra una de las verjas del paseo fluvial de Salamanca, a la altura del embarcadero, sufrió una bajada de azúcar y perdió el conocimiento (es diabético), por lo que no pudo controlar el coche que circulaba por la calzada, perdiendo el mando del mismo. Por ello, no pudo hacer nada por evitar este desgraciado y fortuito accidente.

 

Así, y según ha podido saber TRIBUNA, el conductor del turismo está ya en perfecto estado pero el accidente pudo terminar peor si no es por las verjas existentes, que frenaron al vehículo e impidieron que terminase en el río.

 

El siniestro, que tuvo lugar en torno a las 17.00 horas de este 28 de febrero a la altura del embarcadero de Salamanca, no tuvo por fortuna mayores incidentes y no se debió a otros motivos que la pérdida de conocimiento del conductor del mismo.