El conductor del coche en el que falleció un ocupante en la A-62, investigado tras dar positivo en una prueba de sangre
Cyl dots mini

El conductor del coche en el que falleció un ocupante en la A-62, investigado tras dar positivo en una prueba de sangre

Imagen del accidente

La Guardia Civil de Tráfico investigará al conductor del accidente en el que un ocupante del vehículo que conducía falleció en la A-62 en Sancti Spíritus. El análisis de sangre ha permitido comprobar que era positivo.

La Guardia Civil de Tráfico acusa de un delito de homicidio imprudente al conductor del vehículo en el que el pasado mes de septiembre murió una persona en un accidente en la A-62 a la altura de Sancti Spíritus. En su día, no se le pudieron hacer pruebas de alcohol y drogas por las lesiones sufridas, pero se pidió permiso al juzgado para tomar muestra de sangre en cuyo análisis se comprueba resultado positivo.

 

A las 16.00 horas del día 9 de diciembre, guardias civiles del equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico de Salamanca, llevaron a cabo la investigación de un varón natural de Salamanca como supuesto autor del delito de homicidio por imprudencia grave y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, como consecuencia del accidente sufrido el  pasado 25 de septiembre.

 

Los hechos se produjeron sobre las 02:15 horas del citado día en la Autovía A-62 (Burgos-Portugal), a la altura del kilómetro 313,000, término municipal de Sancti Spiritus (Salamanca) y partido judicial de Ciudad Rodrigo, cuando el vehículo conducido por el investigado se salió de la vía chocando contra un talud, volcando, con el resultado  de una persona fallecida y otra herida graves y daños materiales de consideración en vehículo implicado.

 

Al conductor del vehículo no le fue posible la realización de las pruebas de alcoholemia y drogas en el lugar del accidente ni en el hospital, como consecuencia de las lesiones que presentaba, por lo que se solicitó a través del Juzgado de Ciudad Rodrigo analizar las muestras de sangre obtenidas del conductor para fines terapéuticos, arrojando resultado positivo. Por todo ello se ha procedido a la investigación del conductor del vehículo por los supuestos delitos de homicidio por imprudencia grave en la conducción en siniestro vial y conducción de un vehículo a motor con una tasa de alcohol superior a lo permitido.