El concejal díscolo de Carmena en Madrid, requerido en los juzgados de Salamanca por un alzamiento de bienes

Carlos Sánchez Mato, concejal de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de Madrid. Foto: EP

El que fuera concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid hasta hace un mes, Carlos Sánchez Mato, ha acudido este lunes como testigo a los juzgados de Salamanca en un proceso judicial por un posible alzamiento de bienes.

El todavía concejal del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha pasado este lunes por los juzgados de Salamanca para comparecer como testigo en un proceso por frustración de ejecución, una figura que incluye los delitos de alzamiento de bienes y sus variantes. Según la citación, a la que TRIBUNA ha podido tener acceso, estaba citado a las 11.30 horas en el juzgado de instrucción número 4 como parte de las diligencias previas de una denuncia.

 

Según ha podido saber este medio, ha asistido a la cita que tiene que ver con un conflicto de índole familiar en el que hay acusaciones de alzamientos de bienes. Este lunes ha acudido en calidad de testigo y una vez el juez analice sus declaraciones decidirá sobre su situación en el juicio.

 

Sánchez Mato es uno de los miembros díscolos del gobierno municipal de Ahora Madrid que encabeza Manuela Carmena. Militante de IU, se sumó al eqipo de Carmena como concejal de Economía y Hacienda dentro del partido creado para concurrir a las elecciones municipales y que logró la alcaldía en 2015. El exedil ha llevado la cartera más importante para las finanzas de la capital, no sin polémica sobre algunas de sus decisiones más cuestionadas, como la de trasladar servicios municipales de oficinas y sedes en las que estaban en alquiler para llevárselos a edificios propiedad del Ayuntamiento.

 

El detonante de su salida ha sido el control del gasto municipal. El ministerio de Hacienda amonestó hace unos meses al Ayuntamiento de Madrid por saltarse las reglas de estabilidad presupuestaria y superar el gasto en 230 millones durante 2016, entre otras cosas, por la compra del edificio sede de la consejería que dirigía Sánchez Mato. Manuel Carmena decidió negociar un nuevo plan de ajuste con el ministro Montoro y, aunque el propio concejal fue quien lo presentó, el día de la aprobación decidió ausentarse del pleno porque no lo quería aprobar. El documento incluía importantes recortes, hasta el punto de que fue aprobado con los votos a favor del PP y en contra de PSOE y Ciudadanos; los cinco concejales afines a IU se marcharon.

 

Sánchez Mato fue destituido fulminantemente por Carmena en sus responsabilidades de concejal de Economía y Hacienda, aunque sigue como concejal de los distritos de Vicálvaro y Latina.  "Más allá de la moqueta hay mucha vida y gente luchadora y maravillosa que no se rinde nunca y a la que tengo mucho que agradecer. Me han ayudado a ser un soñador que sigue y seguirá creyendo en un mundo mejor y más justo", ha dicho este mismo lunes sobre sus nuevas responsabilidades.