El concejal de Hacienda se felicita por tener que pagar 327.000 euros por un contrato ilegal mal adjudicado
Cyl dots mini

El concejal de Hacienda se felicita por tener que pagar 327.000 euros por un contrato ilegal mal adjudicado

El concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, en un pleno.

Críticas unánimes de la oposición al "caos", "despilfarro" y "enjuague" del equipo de Gobierno para sacar 2,3 millones de fondos municipales para pagar errores, indemnizaciones y sentencias en contra.

La oposición de la corporación municipal ha coincidido este viernes en sus críticas a la última maniobra del concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, una modificación de crédito a poco más de un mes de final de año para detraer 2,3 millones de fondos municipales para atender el pago de varias partidas controvertidas. Entre ellas, una indemnización de 327.000 euros por un contrato mal adjudicado y anulado por los juzgados, el famoso contrato de alumbrado, 12 millones de euros y adjudicado hace seis años a Aceinsa por un decreto del concejal García Carbayo que los juzgados anularon.

 

A pesar de ello, y sorprendentemente, el concejal de Hacienda ha sorprendido cuando, en su afán de responder al concejal de Ganemos Gabriel Risco, se ha felicitado por tener que pagar esta importante cuantía con el único argumento de que no era ni la mitad de lo anunciado por Ganemos en su día, que habló de 800.000 euros. Lo que no ha dicho Rodríguez es que esa cantidad corresponde con el 6% del beneficio industrial fijado en ese contrato, y que es lo que el auto judicial incluía como condena al Ayuntamiento en favor de la empresa perjudicada, Etralux.

 

El asunto viene de muy lejos y todavía persigue a García Carbayo. El contrato fue adjudicado en julio de 2012 por el teniente de alcalde en junta de gobierno tras un recurso de una de las empresas concurrentes y a pesar de las enormes bajas presentadas por Aceinsa. El contrato se anuló en diciembre de 2017 y la sentencia fue ratificada, condenando al Ayuntamiento de Salamanca. Un revés importante que el concejal no supo justificar correctamente.

 

"Cuestiones de legalidad aparte, acertamos", dijo. Su acierto va a costar, al menos, 327.000 euros a los salmantinos. El concejal mantiene que adjudicar mal un contrato a una empresa benefició más al ayuntamiento.

 

El abultado expediente de modificación de crédito ha generado críticas unánimes por parte de PSOE, Cs y Ganemos. El portavoz de Cs, Alejandro González, lo ha bautizado como "el expediente del caos"; el del PSOE, José Luis Mateos, lo ha calificado como "el típico enjuague peresupuestario del señor Rodríguez para ir jugando al trilerismo político para enjugar sus errores"; y el concejal de Ganemos Gabrierl Risco ha afeado al concejal del equipo de Gobierno que "ustedes presumen de su excelente gestión" pero sólo trae pérdidas y gastos.

Noticias relacionadas