El Complejo Asistencial detecta más de 200 casos de tumores de mama cada año
Cyl dots mini

El Complejo Asistencial detecta más de 200 casos de tumores de mama cada año

Andrés Juan, cirujano de la Unidad; Marta Eguía, jefa de la unidad y Teresa Ramos, cirujana

La Unidad de Patología Mamaria (UPM) del Complejo Asistencial de Salamanca detecta cada año 200-220 casos nuevos de cáncer de mama (dos de cada cien son hombres), según explica la jefa de dicha unidad, Marta Eguía.

Salamanca celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama este sábado 19 de octubre, una fecha en la que se busca sensibilizar y concienciar a la población sobre la importancia de la investigación y de la detección precoz, con el objetivo de mejorar el pronóstico y la supervivencia de las mujeres que lo padecen

 

La Unidad de Patología Mamaria (UPM) del Complejo Asistencial de Salamanca detecta cada año 200-220 casos nuevos de cáncer de mama (dos de cada cien son hombres), según explica la jefa de dicha unidad, Marta Eguía, "recibimos a pacientes de Salamanca y Zamora".

 

Son una unidad con dedicación preferente a la patología mamaria y cirugía general, "si hay sospecha de tumor se ve en la consulta de patología mamaria y ahí es donde se pide una prueba de imagen. Después el caso pasa al Comité de Mama, formado por cirujanos, patólogos, oncólogos y radiólogos... ahí es donde se decide cual será el mejor tratamiento para cada paciente, cada vez más individualizado según el tipo de tumor", asegura. 

 

Los tratamientos que debe seguir cada paciente son distintos según cada caso. "parece que hay un repunte en un grupo de edad de entre 50-55 años, pero ha mejorado la superviviencia, más de un 80% de los casos se curan y en algunos casos metastásicos se convirten en pacientes crónicos. Hay tumores más resistentes y de peor pronóstico pero son los menos", ahonda.

 

Eguía añade además, que "se valora que debemos hacer: Cirugía, quimioterapia, radioterapia y reconstrucción mamaria que en algunos casos la hacemos nosotros y en otros cirugía plástica". Las cirugías, hoy en día, son más pequeñas y muy precisas, "lo que nos ha facilitado disminuir las operaciones en mama y axila son la quimioterapia, que ha permitido que el tratamiento quirúrgico sea menos agresivo y la radioterapia". 

 

Cabe destacar que el tratamiento del cáncer de mama implica en muchos casos la realización de una mastectomía, con el consiguiente impacto psicológico que esto tendrá en las mujeres recién diagnosticadas de un cáncer. La reconstrucción mamaria permite a estas pacientes recuperar su calidad de vida, minimizar el impacto de la cirugía, y volver más rápido a la normalidad.

 

"La reconstrucción del pecho permite, con las técnicas actuales, restaurar un pecho similar al de la paciente, en forma y textura, en el mismo tiempo en el que se realiza la mastectomía. De esta manera la paciente no precisará una segunda intervención. Existen pocos casos en los que no se recomiende reconstruir la mama de manera inmediata, dado que está demostrado que no sólo no perjudica la detección de la enfermedad ni su evolución, sino que supone un beneficio psicológico claro para estas mujeres".

 

LAS CIFRAS

El cáncer de mama es actualmente el más frecuente entre el género femenino a nivel mundial: se estima que una de cada ocho lo sufrirá a lo largo de su vida y supone un 29 % de los cánceres diagnosticados en mujeres en 2019. Sin embargo, también es uno de los tumores con mejor pronóstico y mayores índices de supervivencia y menor cronificación.

 

Según la AECC, en España tiene una tasa de supervivencia a 5 años superior al 90 %, lo cual quiere decir que, cinco años después de ser diagnosticadas, 90 de cada 100 enfermas continúan vivas.

 

No obstante, en los últimos años la incidencia de esta enfermedad no ha dejado de crecer, llegando a registrarse 33.307 nuevos casos en el último año, un 7 % más que en el 2012. La Organización Mundial de la Salud (OMS) relaciona este incremento con varios factores, como son la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

 

Además, se trata del segundo cáncer más común a nivel global, por detrás del colorectal y por delante del de próstata, ya que supone un 12 % de los nuevos diagnósticos anuales, según el informe realizado por el Global Cancer Observatory (Globocan) en 2018.