El comercio de Salamanca obra el milagro: reactivación, 100% de apertura y "optimismo" pese a las pérdidas

Es el primer sector que alcanza la 'normalidad' en Salamanca y quier aprovechar la confianza en las tiendas de proximidad. Abre con todas las medidas de seguridad y con un alto porcentaje de retorno aunque los empresarios saben que estarán en pérdidas y estos meses no se recuperarán.

El comercio de Salamanca se ha convertido en el primer sector económico que regresa a la 'normalidad', al menos, a la que se puede conseguir en estos momentos. Con una mayoría de establecimientos abiertos, aunque en el modo 'reducido' actual, la reactivación llega casi al 100% y reina cierto "optimismo" a pesar de que la situación es delicada.

 

Actualmente casi el 100% de los comercios han abierto, según Asecov, asociación integrada en Confaes. Lo han hecho de manera escalonada a lo largo de las semanas a partir de la puesta en marcha de las medidas de puesta en marcha. El 28% en la semana del 4 de mayo, el 51% lo hicieron en la semana del 11 de mayo y el 20% lo hizo la semana del 18 al 25 de mayo. "La mayoría de comercios ha abierto, el día 4 era muy prematuro, pero a partir del día 25 ya han estado listos", dice la presidenta de Asecov, Soledad Gómez.

 

Para esta reactivación, los comercios tradicionales y de proximidad de Salamanca han tomado todas las medidas necesarias para adaptarse a las normas de higiene y seguridad obligadas por la Covid-19. El 100 %  dispone de gel hidroalcohólico; ha implantado sistemas de control de aforo; cartelería informativa de medidas de seguridad; ha procedidio a la desinfección del establecimiento, cuestiones obligadas por la normativa. Pero además, el 70% de ellos ha incluido otras medidas como las mamparas, máquinas de ozono o purificadores de aire,  plastificación del datafono, tiene mascarillas y guantes para sus clientes, ha puesto alfombras desinfectantes, han señalizado el suelo para informar a sus clientes de las distancias de seguridad o usan materiales desechables.

 

Listos para ponerse a funcionar, según la presidenta de Asecov reina cierto "optimismo" y la clave del futuro es la confianza. "La gente está confiando en los comercios que han tomado medidas. a futuro, el consumidor va a confiar en el comercio de proximidad", asegura Gómez, aunque no va a ser sencillo. La afluencia a establecimientos ha estado bajo mínimos como es lógico y comienza a recuperarse, pero queda mucho camino.

 

Los comerciantes ven en el mercado incertidumbre y eso no ayuda al consumo, casi el 100% indica que no recuperarán lo que no han vendido en estos dos meses y que las cifras de ventas a final de año se reducirán hasta en un 40%. "Todos sabemos que vamos a tener pérdidas y que estos meses no se van a recuperar", reconoce Gómez, que cree que a partir de ahora será clave la confianza del consumidor en la tienda cercana y también que esta se adapte al comercio online.