El colista, nueva piedra en el camino de la remontada chacinera

GOLPE DE EFECTO. Una victoria del Guijuelo dejaría muy tocado al Barakaldo y hundido en el último lugar de la tabla. VIEJO CONOCIDO. Koeman, que se marchó en enero, se enfrenta a su exequipo
ADRIÁN A. GARCÍA
El Guijuelo tiene esta tarde ante sí un trascendental encuentro de cara a sus aspiraciones por mantener la categoría al final de la temporada. Enfrente tendrá al Barakaldo, colista del grupo y del que le separan tres puntos, por lo que de lograr la victoria dejaría al conjunto vasco casi desahuciado en el último lugar, le ganaría el golaverage y, a su vez, daría un paso de gigante en busca de la salvación, de la que le separan tres puntos.

El triunfo del pasado domingo ante la Gimnástica de Torrelavega hizo que la moral de los jugadores chacineros aumentara de cara a este difícil compromiso en el campo de Lasesarre, un estadio en el que el Guijuelo nunca ha logrado sumar los tres puntos. De sus cinco visitas anteriores, ha salido derrotado en tres ocasiones, la última la temporada pasado por 1-0, y apenas ha podido sumar dos empates, ambos a cero.

Precisamente el 0-0 fue el resultado que se dio en el partido de la primera vuelta en un encuentro muy soso y sin ocasiones de gol. Es más, la única clara la tuvo Koeman en una vaselina que salvó un defensa sobre la línea de gol. Precisamente el delantero salmantino milita ahora en las filas del Barakaldo.

Las buenas noticias llegan en forma de recuperaciones físicas de varios jugadores importantes. Chema, que se tuvo que retirar el domingo por precaución, ha entrenado con normalidad a lo largo de la semana, mientras que Juli Ferrer volverá a ser de la partida tras estar ausente en los dos últimos compromisos ligueros. La mala noticia llegó a última hora con la baja de Jonathan Martín por gastroenteritis, indispensable en el esquema de María Hernández. A la ausencia del central salmantino se suman las de los lesionados Ímola y Leroy, que tendrán que esperar aún un par de semanas para poder jugar. Por su parte, el Barakaldo pierde por sanción a Fran y a Goñi.
“Es un partido muy importante porque es un equipo de nuestra zona, jugamos fuera y está en juego el golaverage, pero no es una final. Cuando vengan a casa el Sporting y el Peña Sport ya hablamos entonces. Después de sumar en Las Gaunas y los tres puntos del siguiente partido es un plus de moral bastante importante”, dijo el técnico chacinero.