El Colegio Rufino Blanco emprende en Navidad

Ha organizado un mercadillo solidario con un puesto dedicado a la recogida de alimentos y productos de aseo personal.

El colegio Rufino Blanco ha comenzado la celebración de la Navidad en familia, en comunidad y queriendo "implicarse en ese espíritu navideño con todas las sensaciones que implica, de solidaridad, de ayuda, de compartir, de dar alegría, de dedicación y de esfuerzo", según han asegurado desde el centro.

 

El punto de partida lo ha puesto un mercadillo de emprendedores, en el que los alumnos y alumnas de 5º y 6º de educación primaria han estado al frente de las tiendas y los productos han sido realizados por los alumnos del colegio o donados por las familias. Se trata de reciclar y reutilizar juguetes, libros, bisutería… y utilizarlo para nuevos proyectos.

 

Uno de los stands ha estado dedicado a la recogida de alimentos y productos de aseo personal. Como todos los años, la comunidad educativa ha demostrado su generosidad y se ha volcado colaborando con el banco de alimentos y las hermanitas de los pobres.

 

El Colegio ha destacado la satisfacción por la labor realizada, "que se ha reflejado en las caras de todo el alumnado, de las familias y del profesorado, y la dedicación extraordinaria de un grupo de madres de la AMPA. La experiencia ha resultado muy satisfactoria y un éxito que premia la tarea conjunta de toda la comunidad educativa".

 

“Familia y colegio en buena comunicación”, ese es el título del Plan de Mejora por el que el Colegio Rufino Blanco ha sido premiado y que continúa este curso. Y ahora, más que nunca, toda la comunidad se ha sentido motivada y se ha unido en la tarea emprendedora de trabajar unida por y para el colegio.