El Colegio Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús celebra sus fiestas

Toda una semana de celebración llena de actividades para niños y vecinos.

Bajo el lema “Gota a gota construimos”, el Colegio de las Esclavas desprende alegría a través de la música, el deporte, el teatro y un amplio abanico de actividades en honor a su fundadora, Santa Rafaela María.

 

Coincidiendo con las fiestas de San Isidro, el Centro ofreció por la mañana actividades muy diversas, tales como cuentacuentos, visita al planetario de la Caixa, juegos deportivos, malabares, y otras actuaciones.

 

El acto inaugural fue a cargo de nuestra emblemática Ciclista, Dori Ruano, quien habló a los alumnos de manera muy cercana acerca del esfuerzo, el disfrutar la vida de forma sana, del cuidado que deben tener hacia la naturaleza y los valores necesarios para obtener éxito en su camino personal y académico.

 

Después del pregón, tuvo lugar la “Macarronada Solidaria” en la que, alrededor de cuatrocientas personas, entre alumnos, padres y profesores, compartieron comida y postre por un precio simbólico cuyos beneficios se destinarán a realizar talleres de formación técnica para el Colegio “Fe y Alegría nº 15” de la localidad peruana de Piura.

 

Así mismo, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos organizó el tradicional “Concurso de Pinchos” que los miembros de la comunidad educativa pudieron degustar por un módico donativo que irá destinado también a Perú, promovido y gestionado la Fundación PROACIS, de las Esclavas del Sagrado Corazón. Todo ello fue amenizado por un baile de Sevillanas ofrecido por la Asociación de Vecinos AVESI y otras actuaciones musicales de los propios alumnos del colegio.

 

Hasta el sábado 18, habrá diversión asegurada mediante competiciones deportivas, talleres de actividades tradicionales, animación infantil, cine, hinchables, verbena solidaria y también la Eucaristía y ofrenda floral en honor a la fundadora de las Esclavas, Santa Rafaela María, en la que participará toda la comunidad educativa y los vecinos que deseen acercarse a la Parroquia de San Isidro, en el Paseo del Rollo. Quedan pues invitados con otra de las frases de la fundadora: ¡Paz y fiesta!