El cierre de sucursales deja a 58.000 salmantinos sin cajero ni banco al que acudir

Tres de cada cuatro municipios ya no tienen una oficina a la que acudir tras los cierres en los principales bancos y cajas. Un total de 274 localidades de Salamanca carece de sucursal lo que deja a uno de cada seis salmantinos sin opciones para sacar dinero, actualizar la libreta o cobrar la pensión.

Sacar dinero, poner la libreta al día, retirar la pensión... Algunas de las gestiones más cotidianas en bancos y cajas son, para un elevado número de salmantinos, tarea imposible. El motivo, el cierre de centenares de oficinas de las que las entidades bancarias han prescindido en los últimos años, un proceso que se ha llevado por delante mil sucursales y que todavía no ha terminado, aunque entidades muy presentes en Salamanca dan el ajuste por finalizado

 

En Salamanca esto se ha traducido en el cierre de más de 120 oficinas desde que comenzó la crisis, de casi todos los bancos y cajas; en Castilla y León el total supera el millar de cierres sin contar las reestructuraciones pendientes. Según los datos del Banco de España, en los años de la crisis se ha pasado de 3.169 a 2.207, 962 menos, merced a los cierres de muchas oficinas de las antiguas cajas y los procesos de ajuste que han iniciado varios bancos. Y que seguirán porque el sector considera que le sobran 6.000 sucursales en todo el país. El resultado: que uno de cada seis salmantinos ya no tiene una oficina o un cajero al que acudir en su municipio.

 

Así se desprende de los datos del estudio 'El futuro del sector bancario español tras la reestructuración', publicado por CajaMar y que dibuja el negro panorama que tienen los usuarios de servicios bancarios. En los últimos años, y tras la concentración de cajas y bancos, las entidades financieras han empezado a reducir su red de sucursales y a implantar un nuevo modelo en el que los usuarios se 'autogestionan' a través de potentes plataformas digitales. La ventaja, poder acceder a tus finanzas casi en cualquier parte. El reverso, dejar sin oficina a miles de ciudadanos.

 

En el caso de Salamanca, y según el estudio, 274 de los 362 municipios de la provincia ya no tienen ni una sola oficina bancaria a la que dirigirse: son más del 75% de las localidades. En términos de población, son 58.690 los habitantes afectados que no pueden hacer sus gestiones diarias en una sucursal de banco o caja, el 16% de la población.

 

El problema es acusado en Salamanca casi como en ninguna otra parte. De hecho, la provincia está entre las que tienen un mayor porcentaje de municipios sin sucursal y también entre los que cuentan con un mayor porcentaje de población afectada. En términos del porcentaje de la población sin acceso en su lugar de residencia a una oficina bancaria, hay un importante rango de variación que oscila entre un máximo del 25,4 % en Zamora y un mínimo del 0 % en varias provincias (Baleares, Cádiz, Jaén, Murcia y las dos ciudades autónomas).

 

Junto con Zamora también es de destacar los elevados porcentajes de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria y Teruel, todos ellos por encima del 10 % y tres provincias (además de Zamora, Ávila y Segovia) por encima del 20 %. En términos de municipios sin oficinas bancarias, destacan Ávila, Burgos, Guadalajara, Palencia, Salamanca, Soria, Segovia y Zamora, todos por encima del 75 %.