El 'Cielo de Salamanca', una noche de verano todos los días del año

El 'Cielo de Salamanca', (foto: Usal)

Salamanca es un lugar repleto de rincones únicos y hoy descubriremos uno de sus lugares más conocidos e identificativos.  

"En la bóveda se condensa un proceso fascinante, una especie de desafío a la pintura, pues es el momento en que la imagen de culto medieval se convirtió en la obra de arte propia de la Edad Moderna, como un signo de renacimiento, propiciado por la idea de que el arte no sólo podía servir para representar temas sagrados en forma sugestiva, sino para reflejar también, como en este caso, una especulación astronómica." José María Martínez Fría.

 

Dicen que las noches de verano son las mejores para tumbarse, mirar hacia arriba y contemplar el cielo despejado, admirar las estrellas y, si tienes suerte, pedir algún deseo. Las noches de verano, dicen que son las mejores para aprender astronomía, conocer las constelaciones y escuchar la historia que hay detrás de cada uno de los puntitos blancos y brillantes que aparecen ante nuestros ojos.

 

Sin embargo, en Salamanca, tenemos una noche de verano todos los días del año. 

 

Descubierta en la antigua Biblioteca de la Universidad de Salamanca y actual capilla de San Jerónimo, nuestro cielo, 'El Cielo de Salamanca' fue llevado a cabo por el pintor salmantino Fernando Gallego, en el siglo XV, y permaneció oculto sobre una bóveda hasta los años 50 del siglo XX, cuando fue encontrado, restaurado y trasladado a su actual ubicación, el Museo de la Universidad, en el Patio de Escuelas Menores.  

 

'El cielo de Salamanca'  hace soñar y, como todo cielo de verano, está plasmado de estrellas, constelaciones e, incluso, los signos del Zodiaco. Alzando la cabeza podremos observar a Escorpio, con la cola terminada en aguijón, a Sagitario, mitad hombre y mitad caballo con su arco preparado para el disparo, a Libra, una balanza invertida, que representa el equilibrio y la equidad, o Leo con las fauces abiertas y la melena al viento. Además, también podemos encontrar a Virgo con una túnica blanca, sosteniendo un lírio en la mano derecha. 

 

Si profundizamos un poquito más, podemos ver a dos dioses planetarios. Por un lado, el Sol, montado en una cuadriga tirada por tres caballos blancos y uno negro, y Mercurio, con su caduceo, vara lisa con dos alas a un extremo y rodeada de dos culebras entrecruzadas que simboliza la medicina y el comercio, en la mano derecha. Este, viaja en un carro tirado por dos griegos, representando en sus dos ruedas a Géminis y Virgo, viajando hacia la noche. 

 

El cielo de verano, puede sufrir contratiempos debido a la contaminación o a las posibles tormentas. De la misma manera, el 'Cielo de Salamanca', también ha sufrido imprevistos a lo largo de su historia. Por un lado, en 1506 sus pinturas sufrieron grandes deterioros debido, especialmente a la humedad, como consecuencia de las remodelaciones que transformaron la antigua biblioteca en dos, para dar cabida a la creación de la capilla. 

 

Más adelante, en el año 1767, sus pinturas quedaron prácticamente destruidas, ya que el 'Cielo de Salamanca', quedó totalmente tapado por la construcción de una bóveda de cañón por debajo de la antigua. Por ello, el 'Cielo de Salamanca' estuvo oculto durante un período de tiempo, hasta que a mediados del siglo XX la obra fue descubierta y los hermanos José y Ramón Gudiol Ricart, la restauraron. 

 

Sin embargo, sus viajes no acaban aquí, ya que posteriomente, el 'Cielo de Salamanca'  fue trasladado a su ubicación actual, en el patio de Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca y se convirtió en símbolo e inspiración de la ciudad, con el nombramiento en el año 2002 de Salamanca como Ciudad Europea de Cultura.

 

Las noches de verano son para soñar,  

 

"Quoniam videbo caelos tuos, opera digitorum tuorum, lunam et stellas, quae tu fundasti"  reza la inscripción que bordea y corona la bóveda.

 

Cuando contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has formado.

 

Disfruta del 'Cielo de Salamanca', de la vuelta al pasado, del cambio, de la innovación, disfruta de las noches de verano. 

 

 


 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: