El cielo de Salamanca, más visible que nunca desde el parque de Chamberí
Cyl dots mini

El cielo de Salamanca, más visible que nunca desde el parque de Chamberí

El Ayuntamiento ha acometido la remodelación completa de la zona para convertirla en un punto de observación astronómica y ha reforestado las zonas verdes del entorno.

El cielo de Salamanca está ahora más cerca que nunca. Y no, no hablamos de la obra pictórica que adornó el techo de la antigua biblioteca de la Universidad de Salamanca y que hoy se conserva en el Patio de Escuelas Menores. Nos referimos al auténtico firmamento, desde el que cada noche podemos observar la luna y ver las estrellas.

 

Y es que la capital cuenta desde hace apenas una semanas con su primer punto de observación astronómica, creado en el parque de Chamberí tras la remodelación integral de la zona. Una actuación llevada a cabo por el Ayuntamiento de Salamanca en el parque que enlaza Chamberí con el barrio de Los Alcaldes y que se ha convertido en una zona con unas vistas privilegiadas del casco histórico, la ribera del río Tormes y todos los barrios trastormesinos.

 

Este punto de observación astronómica, creado gracias a la cofinanciación entre el Ayuntamiento y los fondos FEDER de la Unión Europea, ha sido posible gracias a la elevación del terreno en este teso, que se encuentra a 807 metros sobre el nivel del mar) y a la escasa contaminación lumínica de la zona, que permite disfrutar de las estrellas que cada noche iluminan la capital charra. Su creación ha contado con la participación ciudadana y se han generado dos plazas, una en la zona norte y otra en la zona sur, situadas en las cotas más altas y rodeadas de una barrera vegetal.

 

 

La actuación ha incluido la reforestación de la zona, para lo que se han plantado 145 árboles y 450 arbustos, utilizando especies vegetales autóctonas y el control de especies exóticas invasoras. Árboles como el roble y la encina y arbustos como la jara y plantas aromáticas han generado un corredor verde natural y adaptado.

 

Pero este parque, que hasta entonces se encontraba en mal estado, cuenta con nuevos atractivos. Y es que también se han creado dos humedales artificiales de aproximadamente 100 metros cuadrados que permiten la generación de biodiversidad en la zona. Esta agua contribuirá a crear las condiciones necesarias para el crecimiento de varias especies vegetales y la adopción del humedal como un hábitat para muchas especies animales.

 

Asimismo, los trabajo han permitido mejorar el acceso al teso norte, donde se encuentra el mirador, y a la zona de merendero desde la calle Juan de Herrera mediante la creación de una escalera de madera. Todos los paseos han sido reacondicionados, accesibles para las personas con discapacidad o movilidad reducida y se ha recuperado el alumbrado existente mediante la instalación de nuevas luminarias LED.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: