El centro Victoria Adrados se renueva 'en clave verde' para evitar el efecto 'isla de calor' en verano
Cyl dots mini

El centro Victoria Adrados se renueva 'en clave verde' para evitar el efecto 'isla de calor' en verano

Plantaciones colocadas en el patio del centro Victoria Adrados.

El Ayuntamiento de Salamanca renaturaliza el patio del Centro de Convivencia Victoria Adrados con cerca de 300 nuevas plantas.

El patio del Centro de Convivencia Victoria Adrados, ubicado en la Avenida de Villamayor, ha sido recientemente renovado en clave verde, algo que según reconoce el propio Ayuntamiento de Salamanca necesita para evitar que, en época de altas temperaturas, se convierta en una 'isla de calor' por el propio predominio de materiales de construcción.

 

El consistorio ha realizado una actuación vegetal en este espacio, respondiendo a la filosofía Savia, y ha incorporado 54 jardineras en la zona, por lo que el patio presenta un aspecto mejorado, introduciendo elementos naturales en el centro de la ciudad.  En total, son cerca de 300 nuevas plantas de las variedades Nandina Doméstica, Wisteria Ázul, Hiedra Hélix, Rhynchospermun Jasminoides y Hélix Variegata, con potencial para crear un pequeño pulmón verde en esta área de Salamanca junto con la renovación acometida en la Plaza de García Bernalt y el exterior del Centro de Convivencia.

 

Esta actuación, que supone una clara mejora estética del inmueble, aporta además otros beneficios como son la creación de un nuevo espacio verde que contribuye a fomentar la renaturalización de la ciudad y sirve como elemento cohesionador de la infraestructura verde urbana, siguiendo los criterios de Savia. Al mismo tiempo, actúa como elemento para reducir el CO2, la temperatura del edificio y, por tanto, de la ciudad.

 

La incorporación de elementos vegetales en edificios supone una medida eficaz para la mejorar la climatización de los mismos y optimizar sus consumos energéticos pero, además, genera un importante valor en la ciudad, rebajando el efecto de isla de calor que se crea a causa de los materiales urbanos y realizando una labor de retención de la contaminación y la reducción de los gases de efecto invernadero.

 

Esta intervención vegetal está alineada con la estrategia Savia, a través de la cual el Ayuntamiento de Salamanca promueve la adaptación al cambio climático con la renaturalización de la ciudad mediante corredores e infraestructuras verdes, equipamientos adaptados a fenómenos meteorológicos extremos, y medidas de salud ambiental en colectivos específicos.