El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Salamanca atendió a 407 animales en 2017

En total fueron 407 los ingresos de animales vivos en 2017, de los que el 54 % (218) fueron liberados y un 8 % están todavía en tratamiento.

La red de centros de atención de fauna silvestre de Castilla y León se creó con la finalidad de diagnosticar, tratar, recuperar y rehabilitar la fauna silvestre herida, enferma o con otras necesidades de atención. El pasado año se atendió a un total de 2.560 animales de los que un 54,14 % (1.386 ejemplares) fueron finalmente liberados al medio natural. Las épocas con mayor número de ingresos corresponden, en el conjunto de centros, a los meses estivales.

 

Estos centros se han convertido en observatorios de la salud de la fauna silvestre donde se recibe información de la situación sanitaria y se investigan las causas de la muerte de los animales silvestres de la Comunidad.

 

Los CRAS cuentan con una dotación de medios materiales y humanos completa y en ellos se realizan tratamientos veterinarios, intervenciones quirúrgicas, de rehabilitación y de determinación de causas de muerte y de colaboración con el Plan de Vigilancia Sanitaria Permanente de Fauna Silvestre.

 

Como centros de referencia también colaboran en la formación de una nueva generación de profesionales de la conservación del medio ambiente mediante los acuerdos de colaboración y estancias en prácticas de estudiantes procedentes de diferentes instituciones educativas.

 

Todos los centros trabajan en red, por lo que la asistencia y las labores encomendadas están perfectamente coordinadas. El CRAS de Burgos atiende animales de las provincias de Burgos, Soria y Palencia y el de Valladolid a ejemplares de Valladolid, Ávila y León y los derivados desde los centros de recepción de Zamora y Salamanca, consiguiendo de esta manera una completa atención veterinaria en toda la Comunidad.

 

La mayor parte de los ejemplares que ingresan en los centros de recuperación son recogidos y entregados por agentes medioambientales y celadores de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en colaboración también con el SEPRONA, policía local y la ciudadanía, lo que está permitiendo que los animales entren en los centros de una manera rápida, lográndose la actuación del personal veterinario en el menor tiempo posible.

 

CRFS DE SALAMANCA

 

De este modo, el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (CRFS) de Las Dunas, ubicado en la localidad salmantina de Cabrerizos, funciona bajo un convenio suscrito entre la Fundación Patrimonio Natural y el Centro Privado Integrado de Formación Profesional Lorenzo Milani.

 

En total fueron 407 los ingresos de animales vivos en 2017, de los que el 54 % (218) fueron liberados y un 8 % están todavía en tratamiento. Respecto a las causas, el 35 % corresponden a pollos o crías, seguidos de traumatismos y electrocución. El vencejo común, el ánade azulón y el aguilucho cenizo son las especies más representativas de los ingresos, del total de 87 especies diferentes que se han recibido.

 

Este año pasado, en Las Dunas ingresaron 189 animales de 37 especies diferentes, que fueron recogidos en la ciudad, sobre todo por parte de agentes medioambientales, voluntarios y personal del centro. Un dato muy significativo es que el 28 % de los animales fueron trasladados por personas particulares.