El centro de recepción de turistas estará listo en 2016 junto a Rector Esperabé

El PSOE saca adelante su propuesta para recuperar este proyecto y logra el apoyo unánime de todos los grupos. Estará en la plaza del Mercado Viejo, entre Casa Lis y Museo de Automoción, y en cuatro meses se decidirá su concepción. C's pide que lo pague la Junta.

El grupo municipal socialista ha conseguido convertir una de sus mociones en una iniciativa del Ayuntamiento de Salamanca y merced a su propuesta para recuperar el proyecto del centro de recepción de turistas la ciudad tendrá el año que viene un nuevo equipamiento para atender a los visitantes. Una decisión que hará realidad un proyecto que lleva esperando casi 15 años y que parece está a punto para concretarse.

 

En el pleno de esta mañana en el Ayuntamiento, el PSOE ha logrado el apoyo de todos los grupos para la moción que ha presentado y que dio a conocer esta semana. En ella se pide que se recupere el proyecto, que se estableza la ubicación conveniente y que se acometa la construcción del centro de recepción de visitantes durante 2016. El portavoz socialista, José Luis Mateos, ha asegurado en el pleno que "ha llegado el momento de abordar esta iniciativa y potenciar la imagen de la ciudad" entre los turistas y los operadores turísticos.

 

La propuesta ha recibido el apoyo unánime de todos los grupos, que no han puesto objeción alguna. Ganemos lo considera necesario por la importancia del sector turístico para la generación de empleo y la actividad económica, y pide que de paso se aborde la unificación de los servicos turísticos de Junta, Diputación y Ayuntamiento, ahora dispersos;  y Ciudadanos ha añadido que espera contar con la Junta para que sufrague los 1,3 millones de euros que puede costar, ya que se comprometió a ello en 2007.

 

Por su parte, el concejal de Turismo, Julio López, ha dado sus parabienes a la iniciativa que parece estar ya en desarrollo. De hecho, López ha hecho referencia a un estudio previo para ubicar el centro en Rector Esperabé, concretamente, en la plaza del Mercado Viejo. Para ello, se pone un plazo de cuatro meses para definir qué tipo de centro es necesario, atendiendo a la necesidad de que no tenga un gran volumen ni impacto visual en una zona patrimonial. "Debemos ir a un centro funcional", ha dicho el concejal delegado, que apuesta por los servicios esenciales como aseos o zona de descanso, y menos por una cafetería o punto de información.