El centro de recepción de autobuses turísticos entra en obras después de cinco años de espera
Cyl dots mini

El centro de recepción de autobuses turísticos entra en obras después de cinco años de espera

Obras en la plaza del Mercado Viejo para el nuevo centro de recepción de buses turísticos. Foto: A. Santana
Ver album

El aparcamiento de autobuses turísticos en la plaza del Mercado Viejo tendrá cabida para cuatro vehículos y estará disponible dentro de cinco meses.

Casi cinco años ha habido que esperar para que empiece a hacerse realidad uno de esos proyectos eternos de Salamanca, el del centro de recepción de turistas. A lo largo de las legislaturas ha adoptado diferentes formatos según iban sucediéndose proyectos, y su definición final consiste en una serie de dársenas en la plaza del Mercado Viejo para el estacionamiento de buses turísticos. Este es el diseño escogido.

 

Sin embargo, ha habido que tener paciencia para que se pusiera en marcha el proyecto definitivo, que data de comienzos de la pasada legislatura. Las obras han arrancado finalmente este 27 de febrero de 2020 aunque el acuerdo data de finales de 2015 y ha sufrido después contratiempos y algunos problemas. De hecho, tenía que haber estado terminado en 2016.

 

Finalmente, el lugar escogido es la Plaza del Mercado Viejo en la que se habilitará espacio para la llegada y parada de autobuses de turistas, que después podrán ser dirigidos fácilmente al nuevo centro de turistas en la Fonda Veracruz. El proyecto cuenta con un presupuesto de 646.984 euros, y un plazo de ejecución de cinco meses, y se extiende también a la Plaza de Santiago y a las calles aledañas de Santiago, del Barquillo, de la Pesca, del Teso de San Nicolás y de Santa María la Blanca de forma parcial.

 

El concejal de Fomento, Daniel Llanos, ha asegurado que esta zona dejará de ser "un aparcamiento desordenado de vehículos" con la ubicación de bolardos y contenedores y con un pavimento en adoquín de hormigón que en algunos puntos se encuentra ya deteriorado. Pero es que este ha sido su uso y estado durante años.

 

La urbanización contempla la construcción de un carril de dirección única alrededor de la Casa Escuela Santiago Uno, lo que permitirá la reordenación del tráfico para la circulación correcta de los autobuses y para que no tengan que hacer maniobras que comprometan al tráfico y la seguridad de conductores y peatones. Junto al Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, habrá un espacio que permitirá que puedan parar hasta cuatro autobuses de forma simultánea, lo que genera un pequeño problema: este es el lugar en el que aparcan muchos coches de las actividades del propio museo.

 

El resto de la plaza será peatonalizado eliminando las barreras arquitectónicas y mejorará la accesibilidad en este entorno para las personas con discapacidad y movilidad reducida. Tras las obras, las calzadas estarán a nivel con un color distinto cada una para diferenciarlas, con la finalidad también de no establecer obstáculos para los servicios de emergencia en caso de que sea necesaria su presencia.

 

Además, habrá dos zonas de estancia con 25 árboles, jardineras y bancos, con el traslado de las actuales acacias con valor botánico entre el edificio de Santiago y los jardines de Rector Esperabé.