El centro de interpretación de la muralla prerromana de Salamanca se queda sin fondos públicos

Nuevo tramo de la muralla de Salamanca descubierto en la cuesta de Carvajal.

La resolución de las ayudas ministeriales deja fuera de la financiación pública el proyecto de centro de interpretación del último tramo descubierto de la muralla prerromana.

El Ayuntamiento de Salamanca no podrá contar por el momento con fondos públicos para la ejecución del centro de interpretación del nuevo tramo de la muralla prerromana encontrado en la ciudad recientemente. El consistorio ha presupuestado en 175.000 euros la actuación para convertir un garaje en zona expositiva y había solicitado algo más de 72.000 euros, pero de momento se ha quedado fuera de la lista de proyectos elegidos en el programa de ayudas para proyectos de conservación, protección y difusión de bienes declarados Patrimonio Mundial del ministerio.

 

Según la resolución publicada por el Ministerio de Cultura, han sido 31 los proyectos seleccionados, entre los que no está el de este nuevo tramo de la muralla salmantina. El proyecto del Ayuntamiento está en la lista de suplentes en quinto lugar; si hubiera renuncias, podría llegar a entrar entre los que reciban financiación. Con esta denegación, el consistorio tendrá que esperar a la próxima convocatoria, si es que esta no se corrige, para poder confirmar ayuda pública. Mientras tanto, ejecutará el proyecto con sus fondos.

 

Este tramo de muralla, que está en un bajo recientemente adquirido por el Ayuntamiento por 53.000 euros, tiene un valor histórico "excepcional" al tratarse de uno de los escasos restos conservados de la antigua muralla del castro prerromano, datada en el último tercio del siglo IV a.C. Su estado de conservación es "bastante bueno" al haber tenido unas condiciones constantes de temperatura y humedad, por lo que la rehabilitación se centrará en trabajos de consolidación y limpieza de los restos.

 

A la recuperación de la muralla se sumará otra actuación como es la creación en el mismo local de un centro de interpretación de los recintos fortificados históricos de la ciudad y en él se verán audiovisuales y cartelería explicativa, además de dara conocer los distintos sistemas defensivos de la ciudad a través de diversas épocas. La superficie del espacio accesible de visita será de 177 metros cuadrados, de la que 67 corresponderán a la superficie útil del aula del centro de interpretación, y unos 116 de pasillo de recorrido y acceso adyacente al tramo longitudinal de restos arqueológicos de la muralla castreña.