El CD Guijuelo 'tira' de equipo y de Jonathan Martín para ser el líder frente al Racing

El CD Guijuelo derrota al Racing de Santander (1-0) en un partido con dominio repartido; la primera mitad fue para un Guijuelo muy superior, que sufrió mucho en la segunda, sabiendo aguantar el empuje de un equipo de categoría superior como el cántabro. Ya son 22 puntos de 24 posibles... y permanencia más que segura.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Jonathan (c), Ayala, Aspas; Carles Marc, Julián Luque, Carmona (m. 65 Juliá), Jonxa (m. 73 Granell); Nestor y Antonio Pino (m. 89 Álvaro).

 

RACING DE SANTANDER: Crespo; Córcoles, Julen, Samuel, Mikel (m. 79 Óscar F.), Javi Cobo (m. 54 Álvarez), Santi Jara, Peña, Abdón (m. 54 Granero), Aquino y Heber.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 7, Jonathan Martín.

 

ÁRBITRO: Manuel García Gómez (colegio extremeño). Amonestó a Raúl Ruiz (m. 22), Ayala (m. 68), Carles Marc (m. 81) por parte del CD Guijuelo y a Javi Cobo (m. 70) y Álvarez (m. 87) por parte del Racing de Santander.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 36 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y Racing de Santander ante cerca de 900 espectadores, con masiva presencia de aficionados cántabros.

El CD Guijuelo hizo de líder y derrotó con claridad a un Racing de Santander que demostró su potencial, pero que se vio superad por el orden, la cabeza y el fútbol de un equipo que tuvo en Luque a uno de sus mejores hombres, quizá más motivad ante sus 'ex', al igual que los hombres de arrba, cuya movilidad volvió loco al Racing. Pero, el protagonista volvió a ser, y ya no es noticia, el capitán Jonathan Martín, quien en el minuto 7 apareció como un duende en el segundo palo, para hacer el 1-0 en jugada de estrategia y volver a pedir, de nuevo en el campo, la renovación al palco.

 

La victoria deja a los de Fabregat con 47 puntos después de sumar 22 puntos de 24 posibles (permanencia segura) y tras sufrir lo indecible en una segunda mitad de color cántabro, hecho que le da aún más mérito a la victoria de equipo salmantino. Luque se hizo grande ante sus 'ex' y mandó en el medio junto a Carles Marc, con Gordillo intentando crear 'brujería' y siendo contundentes atrás con Ayala y Jonathan tirando de galones y un Kike Royo seguro en todos los aspectos del juego. Así se explica esa gran victoria...

 

Jordi Fabregat saltó al terreno de juego con su once de gala, con las novedades de Raúl Ruiz, que regresó al equipo tras cumplir sanción y del 'brujo' Nestor Gordillo, que suplió la baja del amonestado Manu Dimas, para formar pareja atacante con Antonio Pino; el único objetivo, lograr los tres puntos para volver a dar un golpe encima de la mesa.

 

El partido comenzó con el guión que se preveía, o lo que es lo mismo, con un CD Guijuelo que se adueñó de la pelota, para hacer lo que mejor sabe: jugar al fútbol, peser a la intensidad en la presión de un Racing que demuestra por qué es equipo de otra categoría. Aunque este hecho, no amilanó, ni mucho menos, a los 'verdes'.

 

Es más, la concentración, el fútbol y el estado de ánimo del equipo llevaron al CD Guijuelo a hacer el primero en el minuto 7, como no obra del nuevo 'pichichi' del equipo, el capitán Jonathan Martín (9 goles), quien aprovechó un gran servicio en falta lateral al segundo palo de Raúl Ruiz, para sorprender a la zaga y hacer con categoría el 1-0, batiendo a Crespo. Y es que, poco más se le podía pedir a un Guijuelo que dominaba en todos los aspectos al líder.

 

Pero, la concentracuión debía ser máxima ante equipos de este potencial que sacan petróleo casi de la nada. No en vano, poco después del gol de Jonathan, Prats puso a prueba a Kike Royo, pero éste respondió a la perfección con una buena estirada.

 

El paso de los minutos servía para ver cómo poco a poco el Racing de Santander cada vez presionaba más para pisar aárea rival, pero el CD Guijuelo se mostraba seguro en la presión y a la hora de robar, así como en la combinación arriba y no era fácil frente a los cántabros, ni mucho menos.

 

El fútbol y las ocasiones seguían siendo para el Guijuelo, que a la contra tuvo una opción de oro, pero Luque, en un 3 para 3, no supo combinar con Pino cuando éste se quedaba solo. Un minuto después, Jonxa aprovechó un error de Santamaría en la cesión atrás a Crespo, pero su remate se marchó fuera por muy poco. Los de Fabregat no bajabn el pistón y el Racing no podía superar el fútbol de los salmantinos. Eso sí, lograr el 2-0 le podía dar al equipo la tranquilidad para afrontar el choque y eso era lo que buscaban con fluidez, gracias a la movilidad de Nestor, Jonxa, Raúl, Gordillo y Pino.

 

En el 35, los de Viadero tuvieron la mejor ocasión del partido con una falta en la frontal botada por Dani Aquino, que se marchó a la derecha de Kike Royo por muy poco, en el primer gran susto para los salmantinos, que cerraron una gran primer parte con ventaja en el marcador, y con Carles y Julián Luque robando 'la cartera' al centro de campo cántabro. En el 41, Pino pudo hacer el segundo tras un fallo de Córcoles en el despeje, pero solo ante Crespo, fue el portero de Racing el que se llevó el gato al agua.

 

CON SUFRIMIENTO SABE MEJOR

 

 

En la reanudación, el partido continuaba por los mismos derroteros que en la primera, pero quizá siendo más intensos los de Viadero, en unos primeros minutos de intensidad que pusieron contra las cuerdas al CD Guijuelo, que debía tener la capacidad para aguantar el tirón de los cántabros. Ahora, los de Fabregat sufrían como no lo habían hecho en el partido.

 

Los de Fabregat no lograban enlazar buenas combinaciones arriba y la posesión de la pelota era mucho menos efectiva que en la primera parte y eso no beneficiaba en absoluto al equipo. En el 65, Fabregat movió ficha y dio entrada a Juliá por Carmona para tener más pelota y control de la pelota, además de porque estaba perdiendo la batalla en el centro de campo, y eso no le beneficiaba nada a los salmantinos.

 

Los de Viadero seguían abusando del balón parado ante un Guijuelo que sufría con cada balón que merodeaba el área; en una de esas pelotas, en el minuto 68, Samuel voló para concectar un testarazo que tuvo a Kike Royo como protagonista, aunque la jugada estaba invalidada. Acto seguido, en el 69, Jonathan Martín salvó bajo palos el empate del Racing tras remate de Granero, en un partido que se ponía muy cuesta arriba.

 

El CD Guijuelo iba a sufrir y mucho; en el 73, Fabregat buscó frescura dand entrada a Granell por un trabajador Jonxa Vidal, quien realizó uno de sus mejores partidos con el Guijuelo. El tramo final del partido dejaba claro que los salmantinos iban a tener que defenderse como ganto panza arriba ante el empuje de un Racing volcado contra la portería de Kike Royo.

 

Viadero metió toda la pólvora al partido, pasando a jugar con un hombre menos en defensa, con el fin de hacer daño en cada llegada de los salmantinos, que supieron tenerla cabeza fría, sufrir y sacar tres puntos más que de oro para sumar 22 puntos de 24 posibles y seguir alargado su estado de alegría que, ojalá, hubiese llegad antes. Ahora sí se ven caras de felicidad, en el campo...

Noticias relacionadas