El CD Guijuelo sonríe en el campo para salir del descenso 11 jornadas después

Antonio Pino y Jonathan Martín mantienen la alegría de un Guijuelo que derrota con claridad al CD Boiro (4-0) gracias a los goles del andaluz y del capitán. El equipo sale del descenso 11 jornadas después. Adriá Granell marca nada más salir y termina su calvario tras cinco meses de lesión.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Héctor, Jonathan (c), Ángel Sánchez (m. 50 Nestor); Carles Marc, Luque, Jonxa, Carmona (m. 70 Juliá); Dimas y Pino (m. 82 Adriá).

 

CD BOIRO: Pato; Soto, Jimmy, Mateo (m. 73 Cano), Catu; Crespo, Marcos, Pillado (m. 64 Gonzalo), Juampa; Beda y Romay.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 59, Pino. 2 - 0 minuto 61, Jonathan Martín. 3 - 0 minuto 79, Antonio Pino. 4 - 0 minuto 85, Granell.

 

ÁBITRO: Mohamed-Massat (colegio castellano manchego). Amonestó a ... por parte del CD Guijuelo y a Catu (m. 77) y Crespo (m. 82) por parte del CD Boiro.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 31 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en El Municipal a CD Guijuelo y CD Boiro ante 600 espectadores, con entrada gratuita para todos los aficionados. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Baltasar Manzano, socio del CD Guijuelo.

Tres victorias seguidas, nueve puntos de nueve posibles y una confianza que ahora permite afrontar el futuro con un optimismo que se había escondido y que el equipo ha encontrado, y de qué manera... el conjun to de Jordi Fabregat ha vencido de modo merecido a un rival directo como el CD Boiro gracias a un buen partido colectivo y a tres acciones de 'maestros' de Pino y el capitán Jonathan Martín y a a salida de Nestor Gordillo.

 

Este triunfo, además de darle mucha confianza al equipo, sirve para conocer la fuerza para levantarse de una plantilla que estaba hundida y a cinco puntos de la salvación, y que ha sabido volver a sacar el carácter y sonreír en un campo de fútbol, para volver a la vida. Y a la vida volvió también un Adria Granell que terminó su calvario de lesiones para hacer el cuarto del equipo y volver, como no, también a sonreír. Así es la vida... así es el deporte.

 

Jordi Fabregat quiso dar continuidad al buen momento de equipo y repitió el mismo once que venció con claridad y contundencia al Coruxo en la jornada anterior (1-3), con el fin de dar un golpe en la mesa y sumar la tercera victoria consecutiva, para dejar los puestos de descenso 11 jornadas después. Y disfrutar en un terreno de juego, algo que el equipo echaba mucho de menos... y sonreír, eso sí que es importante.

 

El choque comenzó con un Guijuelo que quería ser dominador y con unas gradas pobladas de aficionados para apoyar a un equipo que necesita más que nunca a los suyos para salir del pozo del descenso. Y eso, se notó desde el principio.

 

Los de Fabregat, que cumplía su último partido en la grada, buscaron ser protagonistas desde el inicio, con el balón como buque insignia y con Pino, Luque, Carmona y Jonxa como principales hombres en movilidad arriba. Y es que, el CD Boiro, apenas proponía nada y se limitaba a cerrarse bien atrás e intentar aprovecharse de algún error en el inicio del Guijuelo, con poco más que contar en un partido sin ocasiones.

 

El primer disparo a puerta de los de Fabregat llegó en el minuto 28 con un tiro desde la frontal de Jonxa que no supo atrapar Pato y el remate posterior de Pino a gol, lo anuló el colegiado por fuera de juego. Era el momento para que los de Fabregat apretasen para irse al descanso con ventaja en el marcador, algo qur no ocurrió, por lo que todo se decidiría en los segundos 45 minutos.

 

 

ANTONIO PINO Y JONATHAN MARTÍN... Y NESTOR GORDILLO

 

En la reanudación, el Boiro salió un poco más agresivo para intentar sorprender al CD Guijuelo de inicio, aunque Fabregat iba a darle una vuelta de tuerca al equipo. En el 50, Ángel Sánchez se retiró lesionado, dando entrada en su lugar al 'brujo' Nestor Gordillo, para colocar a Jonxa en el lateral izquierdo, algo desconocido para él y en una vertiente muy ofensiva del Guijuelo. Y Nestor iba a darle otro aire muy distinto al equipo.

 

Pero, el partido entró en esos momentos en los que hay que 'matarlo' para evitar que problemas de última horas lo compliquen. Los de Fabregat llegan más y mejor, pero no lograban enlazar esa acción que les diese ventaja en el marcador. Y esa jugada que mencionamos llegó en el 59 cuando el andaluz, Antonio Pino, recibió el balón dentro del área, hizo un quiebro, esperó y puso el balón donde solo él sabe, para hacer el primero, abrir la 'lata' y despejar dudas, para llevar el delirio a la grada.

 

Y, cosas de este deporte, después de 58 minutos casi sin ocasiones, el CD Guijuelo iba a hacer el segundo gol en apenas dos minutos, esta vez obra del 'capi' Jonathan Martín, quien volvió quitarse algún que otro año de encima para enganchar un balón de media chilena tras un córner y hacer el segundo, 'reventando' El Municipal y haciendo explotar a una grada entregada, consciente de todo lo que se está jugando el equipo.

 

Las gradas del estadio presentaron un aspecto como en las grandes citas (Fotos: De la Peña)

 

La fiesta siguió en las botas de Antonio Pino, quien aprovechó un mal rechace de Pato para 'martillear' la portería y hacer el tercero y sumar ya doce goles en Liga, superando así si registro particular con 11 el año del play off. En el 85, el CD Guijuelo iba a terminar de sonreír con el gol de un Adriá Granell que puso fin a su calvario de lesiones y celebró con rabia y alguna lágrima el cuarto del equipo.

 

Así, el CD Guijuelo logró su tercera victoria seguida, sale del descenso, rompe su sequía goleadora y... vuelve a sonreír. Será buena noticia que sea por mucho tiempo...

Noticias relacionadas