El CD Guijuelo sigue 'manso' y suma un punto ante el Castilla

(Fotos: CD Guijuelo)
Ver album

El CD Guijuelo no logra asaltar 'La Fábrica' y logra sumar un punto, pero sigue sin marcar gol y, lo que es pero, sin generar acciones ofensivas. Muy bien del medio hacia atrás y nada hacia adelante. Kike Royo volvió a ser el 'santo'.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID CASTILLA: Belman; Tejero, Reguilón, Jaime (c), Javi Sánchez; Jaume, Franchu (m. 69 Franchu), Seoane, Quezada (m. 79 Mancebo); Dani Gómez y Cristo (m. 60 Toni).

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Diego Manzano, Ayala, Jonathan (c); Carlos Rubén, Julián Luque (m. 30 Cifo), Manu Fuster, Carmona (m. 87 Abel); Diego Suárez (m. 60 Dimas) y Antonio Pino. 

 

ÁRBITRO: Óscar Sauleda Torrent (colegio catalán). Amonestó a Seoane (m. 70) y Tejero (m. 89) por parte del Castilla y a Cifo (m. 49), Jonathan (m. 56) y Carlos Rubén (m. 69) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 7 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a Real Madrid Castilla y CD Guijuelo en el Alfredo Di Stefano.

Lo mejor fue el punto, sin duda, además del orden y de la seriedad del equipo atrás. Pero, con eso, solo se logra no perder partidos, pero ganarlos, no. Y eso es lo que le volvió a pasar a un CD Guijuelo completamente 'manso' de medio campo hacia arriba ya que frente al Castilla generó muy poco juego ofensivo y lo que pudo enlazar, no lo supo aprovechar.

 

Por ello, y como en el fútbol siguen mandando los goles, tres tantos en siete partidos con un balance desastroso para un equipo que quiere evitar el sufrimiento en esta temporada. El mejor resumen del partido es fácil: nada por delante, todo por detrás. ¡Ah, como no, volvió a aparecer el 'santo'! Kike metió una mano de oro en el 84 para darle un nuevo punto al CD Guijuelo.

 

Jordi Fabregat saltó al terreno de juego con un once similar al de semanas pasadas en nombres aunque con dos retoques que se antojaban básicos en el equipo. Un desafortunado Kevin dejó su puesto en el once a Diego Manzano, mientras que otro Diego, Suárez, entró en la alineación titular en lugar de Cifo, para buscar más gol. Carlos Rubén retrasó su posición para acompañar a Jonathan y Ayala, con Raúl y Manzano como carrileros y Luque dirigiendo al equipo acompañado por Carmona y Fuster y Pino y Diego arriba.

 

El choque comenzó con más control del balón para los de Fabregat aunque apenas generaron peligro en el área de Belman, combinando el juego con balón con uno más directo, con una buena presión que no dejaba jugar fácil a los madridistas. En la salida de balón el CD Guijuelo contaban con ventaja al tener a Raúl y Manzano muy adelantados para superar por banda y velocidad a los de Solari, algo que lograba en algunas de sus acciones, especialmente con el '2' de los salmantinos.

 

Y es que, con el paso de los minutos, los de Fabregat se hicieron dueños del balón. Además, estaban haciendo algo muy bien: acumular mucha gente en las acciones ofensivas para generar superioridad arriba y poder romper a un Castilla que no estaba cómodo en el campo. La presencia en área de Suárez y Pino, además de la velocidad de Raúl, Fuster y Carmona se antojaban claves. Por suerte, el partido se movía al ritmo que quería el Guijuelo.

 

No en vano, las individualidades de los de Solari, con Cristo, Franchu, Dani o Jaume eran opciones ante las que el Guijuelo debía tener mucho cuidado. A partir del minuto 25, el Castilla comenzó a tener un poco más de balón, pero los salmantinos seguían serios atrás y sin cometer errores.

 

En el minuto 30, los problemas llegaron para el CD Guijuelo con la lesión de Julián Luque, parece algo muscular, entrando en su lugar Cifo, cambiando el esquema de los de Fabregat. Y es que, Carlos Rubén abandonó su puesto atrás junto a Ayala y Jonathan y adelantó su posición al centro del campo para darle salida al equipo. Pero faltaba adelantar un poco las líneas y ser más peligrosos en ataque, complicarle algo la vida a los defensores del Castilla.

 

Los primeros 45 minutos llegaron a su fin con 20 primeros minutos buenos del Guijuelo para dar paso a un mayor dominio de los de Solari, eso sí, sin peligro ni llegadas claras por parte de los de Fabregat, y así, el gol se alejaba todavía más.

 

EL CD GUIJUELO, 'MANSO.'..

 

A los 20 segundos de la reanudación del partido, el CD Guijuelo iba a tener su primera gran ocasión con un balón largo que le cayó en la frontal a Diego Suárez, pero éste no supo resolver ante Belman y la presión de los centrales, para mandar el balón manso a los dominios del portero merengue.

 

Pero era el Real Madrid Castilla el que lo intentaba más en ataque y el que hacía más méritos para encontrar el gol, pese a que el Guijuelo seguía sin pasar apuros. No en vano, los de Fabregat no contaban con mucho ritmo en el juego y abusaban del balón a la espalda de la defensa.

 

Había que hacer mucho más para intentar poner el 0-1 en el marcador o en alguna de las llegadas el Castilla podía dar un susto. Y llegó en el 57, cuando Franchu recogió un balón en la frontal para, de tiro cruzado dar un gran aviso a Kike Royo, pero la pelota se marchó fuera rozando el palo de la portería del riojano, en la mejor de los de Solari.

 

El plan debía cambiar si el Guijuelo quería sacar más de un punto del Alfredo Di Stefano. En el 60, Fabregat buscó algo distinto arriba dando entrada a Manu Dimas por un Diego Suárez casi inédito y que la ocasión que tuvo no fue capaz a materializarla, no la convirtió. De todos modos, era cas imposible que sin pisar área rival, el equipo lograse anotar un gol. Y es que, el CD Guijuelo era un equipo tan ordenado en el terreno de juego como 'manso' de cara a la portería rival.

 

Quezada lo intentó con una vaselina desde fuera del área, pero ésta se marchó por muy poco por encima de la portería de Kike, siendo los madridistas los único que ofrecían algo en el ataque. La mejor jugada del partido llegó tras una buena combinación entre Pino y Raúl Ruiz, que terminó con el remate de este último mordido y desviado desde la frontal, cuando llegaba solo. El '2' del Guijuelo estaba siendo de lo mejor del equipo.

 

El paso de los minutos solo sirvió para demostrar que el CD Guijuelo cuenta con un portero de otra categoría, al que, sin duda, se debería valorar más. Una nueva aparición del 'santo' (Kike Royo) del Guijuelo, con una gran mano arriba a disparo de Campuzano sirvió para darle un nuevo punto al equipo, que sigue teniéndolo todo de medio campo hacia atrás y muy poco hacia adelante, porque sigue 'manso'.

Noticias relacionadas