El CD Guijuelo se suicida en El Sardinero por su falta de gol

El CD Guijuelo pierde de manera inmerecida frente al Racing de Santander en El Sardinero, condenado por su falta de gol, que le lleva a puestos de descenso al sumar solo 16 puntos en 17 partidos disputados.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

RACING DE SANTANDER: Iván Crespo; Corcoles, Santamaría, Samuel, Puerto; Alberto (m. 56 Caye Quintana), Javi Cobo, Peña, Aquino; Somavilla (m. 56 Coulibaly) y Héber (m. 89 Leo).

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Ayala, Héctor, Aspas; Carles (m. 87 Dimas), Juliá (m. 62 Carmona), Luque, Jonxa (m. 79 Maiki); Nestor Gordillo y Pino.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 84, Aquino.

 

ÁRBITRO: Álvarez Fernández (colegio riojano). Amonestó a Maiki (m. 81) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 17 del Grupo I de Segunda B que ah enfrentado en El Sardinero a Racing de Santander y CD Guijuelo. Carles Marc fue el nuevo capitán del equipo ante la ausencia de Jonathan.

Caer derrotado en un campo como El Sardinero puede entrar, a priori, dentro de la lógica. Pero cuando eres mejor que tu rival en muchas fases del partido y generas seis ocasiones claras para hacer gol, perder es una clara decepción. Pues eso es lo que le ha ocurrido a un Guijueloo que ha caído en El Sardinero (1-0), por un gol de Aquino en el 84, después de perdonarle la 'vida' a los de Ángel Viadero.

 

Pino, en tres ocasiones, Raúl, Nestor en dos, Luque y Dimas tuvieron ocasiones más que claras para haber sacado tres puntos de un campo histórico, pero que ven como los tres puntos vuelan y dejan al equipo en puestos de descenso con solo 16 puntos en 17 partidos.

 

Jordi Fabregat saltó al campo con su once tipo, el que parece acomodarse mejor a su condición y a su manera de entender el fútbol, con el cambio de Ayala por Jonathan lesionado y con la incorporación de Julián Luque (volvía a casa) por Manu Dimas, para buscar más opciones por dentro para el equipo, partiendo desde un costado. Como curiosidad, Carles Marc portó el brazalete de capitán pese a formar Raúl Ruiz en el once titular.


Así las cosas, el partido frente a uno de los 'gallitos' como el Racing de Santander comenzó con un Guijuelo que no se arrugaba y aguantó como pudo los primeros minutos de asedio del equipo de Viadero, con mucho potencial ofensivo. En el 5, los cántabros tuvieron una doble ocasión con Héber y Aquino, salvando Kike Royo en primer lugar y Héctor bajo palos en segundo instancia.

 

En el 9, el CD Guijuelo respondió en una de sus ráfagas con una contra que terminó Antonio Pino con un disparo seco desde la frontal que detuvo en dos tiempos Iván Crespo, pero con la sensación de que el racing podía marcar en cualquier momento, desmontando al equipo de Fabregat en cada ataque y llevando la iniciativa del partido.

 

No en vano, en el 14, 'el brujo' Gordillo tuvo la mejor para el CD Guijuelo con una falta a 30 metros de la portería, que el canario colocó en la misma escuadra para que Iván Crespo se luciese con la mejor parada del partido hasta el momento. Susto y de los buenos de un Guijuelo que debía tener un mayor control del partido y ser más fuerte en el centro del campo. Pero, el equipo supo aguantar los primeros 20 minutos de salida en tromba de los de Viadero y tenía sus opciones en algunas salidas certeras por banda o con Pino por el medio.

 

Luque (muy motivado) se movió bien entre líneas y buscó sus opciones por dentro, dejando en numerosas ocasiones a Jonxa solo en la derecha para, hacer una diagonal o prolongar a Raúl para pisar línea de fondo. El Racing, por su parte, tenía en Somavilla, Héber, Aquino y Cobo a sus mejores hombres en ataque y lo sabía aprovechar para generar ventajas. No en vano, a partir del minuto 30, el CD Guijuelo le dio más pausa al partido, intentó tener más balón y hacer su juego... y lo consiguió.

 

Pero, antes del descanso, Racing y Guijuelo pudieron irse con ventaja en el marcador, ya que un disparo dentro del área de Cobo a centro de Héber lo sacó muy bien Kike Royo, salvando al Guijuelo, en una de las ocasiones más claras de los de Viadero. En el 42, respondió Luque con una buena conducción hasta la frontal, desde donde disparó ajustado al palo y a media altura, pero la pelota se marchó por muy poco a la derecha de Crespo. No desentonaron los de Fabregat en esta primera parte.

 

PENALTI DE LIBRO...

 

En la reanudación, y nada más saltar al campo, el colegiado no se atrevió a pitar un penaltu sobre Pino tras un claro derrivo de Santamaría sobre Antonio Pino, al que arrolló dentro del área, que provocó la indignación de Jordi Fabregat en el banquillo, dando al traste con una ocasión de oro para los jamoneros.

 

En el 53, Raúl Ruiz salió de la cueva y con una buena diagonal estuvo a punto de sorprender a Crespo, pero su remate desde la frontal se marchó desviado. En el 56, Gordillo volvió a ser protagonista tras ponerle una pelota de oro a Juliá dentro del área, pero su remate lo detuvo Crespo con una mano milagrosa. Los salmantinos llegaban, pero les seguía faltando gol en un choque en el que el Guijuelo se había hecho grande, 'apagando' al Racing.

 

Por ello, Viadero movió ficha y metió 'aire fresco' al ataque con Caye Quintana y Coulibaly por Alberto y Somavilla, mientras que el Guijuelo seguía a los suyo, impacientando a la afición del Racing y mandando en el partido.

 

Poco después respondió Fabregat dando entrada a Carmona para buscar velocidad por un Juliá desafortunado y que no movió bien al equipo. En el 65, el gol pudo llegar en ambas áreas; primero con un disparo de Nestor que rebotó en un defensa, provocando una contra en la que Héber le ganó la carrera a Ayala y a punto estuvo de costar caro si no llega a ser por Kike Royo. El choque había vuelto a recuperar ritmo e intensidad.

 

Pasaban los minutos y el choque poco a poco entraba en el momento en el que el que marase se iba a llevar el partido, por lo que cualquier error podía ser fatal. Luque contó con más espacios por dentro y el Guijuelo seguía con mucha vida en El Sardinero, dando una gran imagen, pero reñido con el gol.

 

Y eso se iba a plasmas en la mejor ocasión del partido para el Guijuelo, con una pelota larga para Pino que, tras 'meterse' una carrera de 50 metros con dos defensas del racing y driblar dentro del área a Crespo, no pudo anotar el primero porque su disparo, ya fundido, se marchó fuera de manera increíble... hacer más para marcar, quizá sea imposible.

 

Pero, cosas del fútbol, muchas veces injusto, el Racing de Santander se iba a llevar tres puntos de la manera más práctica, y con algo de fortuna (la que le dejó el Guijuelo por perdonarle la vida), gracias a una acción entre Héber y Aquino dentro del área, que terminó con un gran disparo de este último, fuerte y pegado al palo izquierdo de un Kike Royo que nada pudo hacer.

 

El fútbol es así, gana el que la mete y no el que más lo merece. Y el CD Guijuelo lo mereció más porque brilló en El Sardinero, pero sigue con una sequía con el gol que ya se escapa hasta lo real. Faltó eso, que no es poco, y ahora el equipo, pese a su buena imagen cayó derrotado y ya está en puestos de descenso. Mucha Copa, sí, pero la vuelta a la realidad está en números rojos...

Noticias relacionadas