El CD Guijuelo se queda mirando... al Tudelano

Imagen del primero gol del Tudelano, obra de Vega (Foto: De la Peña)
Ver album

El CD Guijuelo encaja una merecida derrota ante el Tudelano (0-3) con una alarmante falta de ideas y una fragilidad defensiva preocupante. Toca levantarse y trabajar para recomponer a un equipo que ha encajado seis goles en los últimos dos partidos.

 

La afición, con la jamoneta

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl, Jonathan, Ángel Sánchez, Álvaro, Aspas; Carles, Luque, Jonxa (m. 70 Maiki), Dimas y Pino.

 

CD TUDELANO: Pagola; Delgado, Lalaguna (m. 75 Mato), Lázaro, Álvaro; Ros, Cabezas (m. 64 Jiménez), Lizárraga, Vega; Franch e Ibai (m. 68 Meseguer).

 

GOLES: 0 - 1 minuto 13, Óscar Vega.

 

ÁRBITRO: López Puerta (colegio madrileño). Amonestó a Pino (m. 22) por parte del CD Guijuelo y a Lázaro (m. 17), Íñigo Ros (m. 24), Lalaguna (m. 55) y Meseguer (m. 80) por parte del CD Tudelano.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 7 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y CD Tudelano en El Municipal ante 500 espectadores.

El Guijuelo se descompuso ante el Tudelano y se limitó a mirar cómo su rival le goleaba en casa. Impotente, descabezado y con una fragilidad defensiva impropia, el conjunto de Mateo García se vio superado en todas las facetas del juego sin la sensación de poder acercarse en el marcador (ni en el juego) en ningún momento.

 

Solo en la segunda parte, con el partido ya sentenciado del todo y con la salida de Nestor al mismo, el Guijuelo al menos pisó área y tuvo más el balón. Muy tarde, claro, y cuando ya no había posibilidades. No en vano, los salmantinos deben reflexionar sobre lo ejecutado cuando tienen muy cerca una eliminatoria de Copa que les puede llevar a la gloria y a la historia o... al fracaso. Muchas cosas que cambiar dentro y fuera del terreno de juego ya que Juliá se vio obligado a completar la convocatoria pese a estar lesionado, por la falta de efectivos.

 

El once de Mateo García sorprendió de nuevo por la ausencia del canario Néstor Gordillo en el equipo titular (una semana más), manteniendo la defensa de tres centrales con dos carrileros, y con Juliá en el banquillo para completar la lista ya que está lesionado y no podía participar. Quizá este partido, además de los tres puntos, le vendría muy bien al equipo en el aspecto moral de cara al futuro que le espera.

 

Con el pitido inicial, el Guijuelo pareció entrar en el choque mejor que el Tudelano, aunque de antemano estaba escrito que la pelota tenía que ser para los salmantinos, y así fue. El guión del partido podía romperse en cualquier momento con un Tudelano que salía rápido y buscaba un juego más directo, aprovechando los errores de los locales.

 

Y, como ya sabían en el Guijuelo y como había avisado el Tudelano, el gol llegó en un error de la defensa tras una falta lejana que recibió solo Vega, encaró a su par y batió a Kike Royo con un leve toque por encima de su figura, haciendo el primero en el marcador y dejando helado a un Guijuelo que sigue cometiendo demasiados errores. Era el minuto 13, mágico para algunas cosas y triste para otras.

 

Solo tres más tarde, una contra del CD Guijuelo no la supo aprovechar Luque que abusó de la conducción, cuando Dimas y Jonxa le escoltaban por las bandas en busca de una opción más lógica para poner el empate en el marcador; pero no fue así. 

 

Con el paso de los minutos, la presión en la salida del Tudelano obligó a Kike Royo a buscar juego en largo en más de una ocasión, aspecto en el que el CD Guijuelo no se siente tan cómodo. Una buena noticia para los salmantinos llegó en forma de tarjetas amarillas, ya que tanto Lázaro como Íñigo Ros vieron la cartulina en solo 24 minutos de juego, debilitando el centro del campo del Tudelano.

 

Además, el peligro del Tudelano llegaba por el costado izquierdo del Guijuelo donde Aspas y Sánchez se veían superados por Lalaguna y Cabezas en numerosas ocasiones. Tapar ese 'agujero' era clave para no pasar apuros y buscar una mayor vertiente ofensiva. 

 

En el 31, el Guijuelo iba a recibir otro mazazo tras botar Ibai una falta directa cerca de la frontal que, tras superar a la barrera, se coló en la portería de Kike Royo, que erró en la elección y dejó escapar el balón en el peor momento posible, para poner el 0-2 en el marcador, una losa demasiado complicada de levantar.


A todo esto había que sumarle un hecho mucho más preocupante, como era la ausencia de fútbol y de ideas en ataque, además de más velocidad en tres cuartos de campo. Las soluciones apuntaban hacia el banquillo para intentar darle la vuelta a un marcador muy duro. De hecho, antes del descanso Carmona, Maiki y 'el brujo' Nestor Gordillo ya saltaron del banco para hacer ejercicios de calentamiento. Y el 0-2 no era mal resultado de acuerdo con lo visto en los primeros 45 minutos.

 

 

REACCIÓN DESDE EL BANQUILLO... Y LLEGA EL TERCERO

 

Tras la salida de vestuarios, Mateo García se dio cuenta de que el fútbol se había quedado en el banquillo y dio entrada al 'brujo' Nestor Gordillo por Manu Dimas y a Carmona por Álvaro, con el fin de volver a tener fútbol. Carles se incrustó entre los centrales retrasando su posición, dejando a Luque, Nestor, Jonxa y Carmona en la creación.

 

Pero, sin dar tiempo a la reacción, fue el propio Guijuelo el que se encargó de enterrarse en vida y dilapidó las escasas opciones que tenía de meterse en el partido regalando el 0-3. En el 49, la absoluta pasividad de la defensa en el rechace permitió llegar al lateral del Tudelano, Delgado, solo en área rival para fusilar a Kike Royo... y fin de partido.

 

En el 53, Delgado salvó un gol cantado en el segundo palo tras un buen remate de Jonxa que pudo haber dado alas a un Guijuelo que ya le ponía más corazón que cabeza y un Tudelano que contaba con la relajación propia de un 0-3 en el marcador. La salida de Néstor le dio al equipo una llegada que no había tenido en los primeros 45 minutos, pero ya era demasiado tarde y, además, el Guijuelo se topó con un Pagola sensacional.

 

El paso de los minutos, ya con el equipo desdibujado, sirvió para ver destellos de Nestor, Raúl Ruiz o Pino y para empezar a pensar que el equipo debe encontrar un sistema defensivo que no facilite tanto las cosas a su rival. Seis goles encajados en dos partidos invitan a la reflexión... y más con el partido frente al Cibornero muy presente y que puede llevar al CD Guijuelo a romper (una vez más) la historia. De momento en Liga, pintan bastos...

Noticias relacionadas