El CD Guijuelo pierde dos puntos 'de vida' en Toledo de la manera más cruel

(Foto: CD Guijuelo)

El CD Guijuelo pierde dos puntos en el minuto 90 tras un penalti de Luque que señaló el colegiado cuando tenía el partido ganado gracias al gol de Diego Suárez. Los de Fabregat pierden la oportunidad de sumar sus tres primeros puntos de la temporada.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD TOLEDO: Alcolea; Juanda (m. 71 Barranco), Toño Vázquez, Echaide, Expósito; Israel, De Lerma, Álvaro Antón, Canario; Figueroa y Sergio García (m. 77 Romagnoli).

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Carlos Rubén, Jonathan (c), Ayala, Kevin García; Juanra, Borja, Cifo (m. 58 Luque), Fuster (m. 76 Manzano); Pino (m. 87 Carmona) y Diego Suárez. 

 

ÁRBITRO: Pedro campoy Candela (colegio murciano). Amonestó a De Lerma (m. 54), Fuster y Kevin (m. 90) por parte del CD Toledo y a Borja (m. 68) por parte del CD Guijuelo.

 

GOLES: 0 - 1 minuto 66, Diego Suárez. 1 -1 minuto 90, Antón (p).

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 3 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en El Salto del Caballo a CD Toledo y CD Guijuelo. Era la primera vez que los salmantinos visitaban este campo en toda su historia en Segunda B.

El CD Guijuelo perdió dos puntos en El Salto del Caballo frente al CD Toledo y lo hizo en el peor momento y de la manera más dramática: en el minuto 90 y tras un penalti pitado a Luque por el colegiado, que dejó con cara de póker a los de Jordi Fabregat. Álvaro Antón no perdonó e hizo de menos el buen gol de Diego Suárez tras una combinación entre Pino y Luque.


Así las cosas, los salmantinos regresan a Guijuelo con cara de 'tontos' después de haber protegido el marcador y no haber pasado excesivos apuros, en un partido serio de los de Jordi Fabregat que, en esta ocasión, han perdido dos puntos en lugar de sumar uno. No en vano, hay que hacer bueno este punto con una victoria frente al Fuenlabrada en casa en la próxima jornada.

 

Jordi Fabregat sorprendió (a medias) con el once titular que saltó al campo del CD Toledo, ya que durante la semana el técnico catalán había anunciado novedades. Luque, Dimas y Manzano dejaron su puesto en el campo a Juanra, Manu Fuster (debut) y Diego Suárez, con el fin de encontrar mayor profundidad en el ataque y, por extensión, el gol.

 

Así las cosas, el choque comenzó con un Guijuelo al que le costaba enlazar y combinar como en él es habitual, y con una defensa de 3 centrales y dos carrileros (con cambios) con el fin de tener mayor seguridad atrás y profundidad en el ataque por banda. Los dos equipos querían balón y para ellos saltaban la presión muy alta para robar la pelota e impedir una salida cómoda y fácil de Guijuelo y Toledo.

 

Las ocasiones y el peligro corrían a cargo de los de Onésimo, mientras que el Guijuelo apenas generaba opciones ofensivas a la espera de asentarse en el terreno de juego y buscar sus opciones. Pasaban los minutos y no fue hasta el 15 cuando Pino inquietó a la defensa rival con un centro que no encontró rematador en el área.

 

En el 19, y para no perder la costumbre, Kike Royo volvió a aparecer para salvar el primero de los toledanos al sacar unas buenas manos a disparo de Figueroa; el equipo no era profundo y debía ser más contundente atrás. Pino estaba demasiado solo en la creación y faltaba juego en el centro del campo.

 

La velocidad de Cifo en las contras era un arma que el CD Guijuelo podía usar y en una de esas opciones su disparo se marchó desviado de la portería de Alcolea. El Toledo también había bajado la intensidad y sus llegadas no eran como tiempo atrás, en una primera parte en la que quizá el reparto de puntos marcaba el choque. Los dos equipos se enzarzaron en un reparto de golpes en el tramo final de la primera parte y Canario y Figueroa se toparon con Kike y con la defensa, mientras que Suárez y Pino se encontraron con Alcolea y el larguero, que evitaron irse con ventaja en el marcador.

 

(Fotos: CD Guijuelo)

 

'CONEXIÓN' LUQUE-PINO... Y DRAMA FINAL

 

En la reanudación, el partido se animó un poco más y se convirtió en un 'toma y daca', lejos del mayor control de la primera parte, algo que podía beneficiar, o no, a los de Fabregat. En el 58, Cifo dejó su sitio en el campo a Luque con el fin de intentar contar con mayor control de balón y combinaciones por dentro para generar espacios y profundidad.

 

Los de Fabregat tenían menos balón, pero eso no sería un problema si sus acciones a la contra o salidas rápidas llevaran peligro al área de Alcolea, pero no era así. La salida del jugador cántabro le dio otro aire al equipo, intentado la conexión con Antonio Pino, que podía hacer mucho daño.

 

Y así fue; en el minuto 66, Luque encontró a Pino entre líneas para dejarle solo delante de Alcolea y su cesión a Diego Suárez le deja el balón a placer para romper el maleficio, hacer el primer gol de la temporada y tener en la mano tres puntos de oro. Ahora sí apareció el Guijuelo combinativo y halló el premio del gol.

 

 

En el 76, Fabregat dio entrada a Manzano por Fuster para buscar cerrar la banda y frescura en las transiciones defensa-ataque, pero el equipo salmantino supo aguantar y no pasar excesivos apuros en el final del choque. No en vano, cosas del azar y del fútbol, el colegiado iba a sñalar un penalti de Luque en el minuto 90, cuando más duele, que Antón se encargó de transformar para hacer el 1-1, dejar al Guijuelo con cara de 'tonto' y arrebatarle dos puntos de la manera más cruel.

 

Los de Fabregat, que no hicieron un mal partido, especialmente en la segunda mitad, deben hacer bueno este empate con una victoria frente al Fuenlabrada en la próxima jornada. El fútbol, cruel, le quitó dos puntos de vida al Guijuelo.